» » Teta Rota; El Futuro Después del Cáncer

Teta Rota; El Futuro Después del Cáncer

Publicado en: Noticias | 0

teta rota

Teta Rota

Teta Rota Blog: Me llamo Mei, y quiero contaros cómo he superado un cáncer de mama antes de los 30.

Mis blogs: Teta Rota
Información sobre mí: Introducción Con 29 años me diagnosticaron cáncer de mama. Aquí en miblog http://tetarota.blogspot.com.es/

Cuento cómo lo he vivido, y superado!

teta-rota

 

El futuro después del cáncer: Blog Teta Rota

Haciendo honor a la ansiedad anticipatoria de las que nosotras, extraña especie, somos únicas poseedoras del reino animal, me hacía esta pregunta una y otra vez cuando acabé el tratamiento. ¿Cómo estaré el año que viene, y dentro de dos, y de tres…? ¡Ojalá pudiera ver por un agujerito que voy a estar bien, viviría mucho más tranquila! Y me imaginaba pudiendo leer las entradas que escribiría en mi blog del futuro

Me imaginaba gorda, cascada, incluso pensaba que a lo mejor nunca me volvería a crecer el pelo y me quedaba Kojak para siempre. Sin contar los horribles pensamientos y miedos que tenemos todos los que hemos pasado por un cáncer…

Dicen que visualizando las cosas, teniendo pensamientos positivos, buenas energías…atraes cosas buenas y al revés. Seguro que alguien os ha dicho alguna vez cuando estabais moñas : ‘Deja de pensar cosas maaalas…que al final el que busca encuentraaaa’..o alguna soplapollez parecida . Si así fuera con mi podredumbre de cerebro a estas alturas ya estaría más pa llá que pa cá

Es normal tener miedo y bajones, pensar en la muerte, en el miedo a sufrir. Y aunque estos pensamientos oscuros no hagan que tus células malas empiecen a multiplicarse como gremlins, hacen algo mucho peor: te roban el tiempo.

Dos años después estoy muy bien, puedo correr, bailar, saltar, estoy mona, tengo mucha más vida social, tengo un perro, más amigos, más buenísimos amigos y hago lo que me de la gana. Aunque hay días que me levanto con la nube negra y busco inconscientemente motivos para estar triste y odiar el mundo, pero yo tengo el poder de soplar y hacer que se vaya. Aunque a veces necesito ayuda de alguna colleja amiga 😉

Hace dos años vivía agobiada por el qué pasará. Ojalá mi yo del futuro pudiera haberme hecho una visita astral y decirme: ‘Dentro de dos años estarás de p. madre, así que déjate de tonterías y de mirar internet y empieza a salir y a disfrutar’. Y aunque hoy estoy mucho más fuerte mentalmente y el cáncer empieza a formar parte del pasado me gustaría que una Mei anciana, montada en el patinete volador de Marty Mcfly, viniera a visitarme para decirme que voy a tener una vida larga y feliz.

Quizás lo larga que sea nuestra vida no dependa de nosotros, no por el cáncer, si no por muchas más cosas a los que estamos expuestos por el mero hecho de ser humanos y mortales, pero lo que sí depende de nosotros es el ser feliz.

Así que en este instante me materializo como vuestro yo del futuro, al lado de vuestro ordenador con unas cuantas canas más y algunos dientes menos, y os digo: ‘Vas a estar bien, no tengas miedo, deja la mierda del internet, que no vale pa ná, arréglate un poco, apúntate a eso que llevas queriendo hacer tanto tiempo, sal y pásalo bien’
PD: Por cierto, sois muchas las que me escribís, mil perdones por tardar tanto en contestar, a veces no miro el correo en semanas, pero siempre os tengo presentes y tarde o temprano os contesto. Prometido!

teta rota

Y mil gracias a todas las que me decís cosas tan bonitas del blog Teta Rota, me hacéis sentir muy especial, saber que os ayuda es guay y hace que todo tenga sentido 🙂 Un beso!

teta rota

Estamos preparados para la realidad del cáncer de mama? The scar proyect

Yo creo que no. La realidad es esta, la que se puede ver en exposiciones como ‘Costuras a flor de piel’ o ‘The scar proyect’ y no a todo el mundo le gusta verla. A mí también me cuesta verla, la verdad. Cada cáncer de mama tiene (en su inmensa mayoría) su cicatriz, todas ellas distintas y en el fondo todas iguales, pero la sociedad prefiere ver el lazo rosa.

Muchas veces cuando pensamos en el cáncer de mama nos centramos en el alto porcentaje de curación (bien!) pero pasamos por alto las secuelas físicas y psicológicas que acarrea la enfermedad para una mujer. Muchas no se reconocen en el espejo, las cicatrices pasan a formar parte de tu vida y asumirlo no es fácil. Muchas necesitan ayuda psicológica y la AECC está aquí para ellas, así como muchas de las asociaciones de mujeres a nivel local o provincial, pero hay muchas otras que no saben a dónde acudir.

 

teta rota

Dejar un comentario