Envío Gratis

A partir de 60 € sin IVA

Garantía de 2 años

Puedes estar tranquilo

Pago 100% Seguro

Paypal, Tarjeta o Transferencia

Asistencia Personalizada

Te ayudamos con cualquier duda

Spanish English French German Italian Portuguese
0 0,00 

Taburetes, Sillas y Asientos para Ducha

Mostrando todos los resultados 41

Asientos, Bancos, Taburetes y Sillas para la Ducha

Asientos, Bancos, Taburetes y Sillas para la Ducha

¿Qué es un Asiento o Taburete de Ducha?

Los asientos o taburetes para ducha son asientos impermeables resistentes al agua, diseñados para colocarse en el interior de la ducha o de la bañera.

Su principal función es brindarnos un sitio seguro y cómodo donde mantenernos sentados mientras nos duchamos y  bañamos, especialmente si te resulta complicado mantenerte de pie durante periodos largos de tiempo.

¿Quién debería utilizar un Asiento para Ducha?

Con tantos productos de seguridad para el baño y aseo puede resultar complicado elegir la mejor opción para tus necesidades.

Los Taburetes y Asientos de ducha proporcionan más seguridad a la hora de bañarse y ducharse que el resto de opciones (como podrían ser barras o asideras para el baño). La estabilidad añadida que proporciona un buen taburete de baño puede ser la mejor opción si:

  • Tienes problemas para mantener el equilibrio.
  • Cuentas con poca fuerza en las piernas para mantenerte de pie durante largos ratos.
  • Existe un alto riesgo de caídas o resbalones.
  • Te cansas con facilidad.

Además, junto con estos asientos y bancos para ducha, existen otras opciones recomendables si buscas una seguridad y comodidad extra, como puede ser los asientos y sillas de transferencia para bañeras.

Taburete Baño / Ducha de Aluminio

Ventajas e Inconvenientes de los Taburetes de Ducha:

Ventajas:

  • Soportan todo el peso de tu cuerpo mientras te duchas.
  • Son fáciles de transportar y ajustar.
  • Ocupan poco espacio, y caben en espacios pequeños.
  • Permite un mayor espacio al cuidador.

Inconvenientes:

  • No ofrecen demasiado apoyo cuando se trata de entrar y salir de la bañera o la ducha.

Características a tener en cuenta antes de comprar un Asiento o Taburete para ducha

Una vez que has decidido que un banco o taburete para el baño es la opción que mejor se adapta a tus necesidades, existen ciertos factores que merece la pena tener en cuenta antes de decidir qué silla de ducha concreta vas a comprar.

Banqueta De Baño TAKE AWAY Silla de Baño DELUXE

Tamaño

El tamaño general del asiento es un factor esencial a la hora de elegir el banco o la silla de ducha. De poco te va a servir un asiento de ducha que no te quepa dentro de la ducha o del baño.

Por eso es importante tener en cuenta las medidas de la silla y las medidas de tu ducha, tanto el ancho como el largo.

Es recomendable elegir una silla que sea más pequeña que la superficie de tu ducha, para tener cierto margen de maniobra y asegurarte de que la silla va a caber de sobra.

Superficie del asiento

También es importante tener en cuenta la superficie del propio asiento, para que elijas una silla en la que puedas encontrarte cómodo sentado, y no tengas riesgo de caerte.

Peso soportado

El asiento que elijas debe de ser capaz de soportar tu peso sobradamente. La mayoría de las sillas o taburetes de ducha suele soportar entre 100 y 120 kg.

En el caso de necesitar una silla que soporte más peso, quizás te interese buscar una Silla de ducha bariátrica.

Altura Ajustable

La mayoría de los asientos para ducha cuentan con patas con altura ajustable, pero es conveniente asegurarse primero.

Gracias a ello podrás sentarte de forma cómoda sin cargar tus articulaciones, ajustando la altura de la silla al nivel que mejor se adapte a ti.

El rango de altura es variable entre una silla y otra, porque no está de más que compruebes el rango de alturas al que puede ajustarse la silla.

Materiales

Puesto que vas a utilizar la silla dentro de la ducha o bañera, es importante que el asiento esté fabricado con materiales resistentes al agua y al óxido.

Normalmente los asientos están fabricados en plástico, aluminio o acero.

Lo más recomendable por norma general son las sillas o taburetes que estén fabricados con una combinación de plástico y acero.

Estilo del Asiento

Existen principalmente tres tipos de Asientos para ducha:

  • Sillas
  • Taburetes
  • Bancos

Los Taburetes para ducha son más pequeños y compactos por lo general, y más manejables y fáciles de transportar y almacenar.

Por otro lado, las sillas de ducha, al contar con un respaldo para la espalda y un asiento más ancho, resultan más seguras en general, especialmente para personas con mayor riesgo de caídas.

Los Bancos o banquetas suelen tener un asiento más ancho que los taburetes, más parecido al que encontramos en una silla, pero sin contar con un respaldo trasero, por lo que se trataría de la opción intermedia entre un taburete y una silla.

Dentro de las Sillas o Taburetes, dependiendo del modelo, pueden contar con un asiento giratorio, que puede facilitar la movilidad en el baño para moverse y asearse con mayor facilidad y tener un mayor alcance.

Silla De Baño Ducha Con Brazos y Respaldo

Reposabrazos

Otro factor a decidir es si buscas una silla con reposabrazos o sin él.

Una silla con reposabrazos puede ayudarte a incorporarte o levantarte la silla, utilizando los reposabrazos como un apoyo extra mientras te agarras.

No obstante en muchas ocasiones, dependiendo de la disposición de tu cuarto de baño, puede que te resulte más seguro sentarte o incorporarte de lado en la silla.

Es decir, unos reposabrazos pueden resultar útiles solo en los casos en los que vayas a sentarte e incorporarte de frente, o en su defecto el asiento sea giratorio.

Silla de Ducha VS Silla para Bañera

Otro buen complemento para mejorar en la seguridad en el cuarto de baño lo forman los Asientos y Sillas para Bañera, especialmente diseñados para ayudar a las transferencias al entrar y salir de la bañera.

Las Sillas de Ducha y las Sillas para Bañera tienen muchas similitudes, ambas sirven para proporcionarnos un lugar seguro para estar sentados mientras nos duchamos o nos bañamos. La principal diferencia está, como su propio nombre indica, en el lugar donde se colocan.

Los asientos de ducha suelen ser Taburetes, Bancos o Sillas de pequeño tamaño, diseñadas para colocarse dentro del plato de ducha y en espacios pequeños. De esta manera el cuidador, en caso de que haya uno, va a tener espacio suficiente para encargarse de la persona que se encuentre sentada.

Por otro lado, los Asientos y Sillas para Bañera están diseñados para ser colocados dentro de la propia bañera. Además existen algunos modelos de sillas que también son giratorias, lo que facilita enormemente las entradas y las salidas de la bañera. Sin embargo su diseño también las hace más voluminosas y más complicadas de transportar que una silla o taburete de baño.

Si tienes un baño pequeño pero aun así crees que puedes necesitar ayuda para entrar y salir de la bañera, una buena opción puede ser combinar un taburete de ducha pequeño junto con una asidera para el baño.

Baño y Aseo Categoría Asister

Cómo utilizar una Silla de Ducha de forma segura

  1. Si el asiento cuenta con patas ajustables, eleva el asiento hasta que tenga una altura adecuada para ti. La silla debe de estar a una altura que te permita sentarse cómodamente para no acumular tensión en las articulaciones.
  2. Coloca el asiento dentro de la ducha o la zona del aseo donde vayas a sentarte.
  3. Asegúrate SIEMPRE de que el asiento está en una posición rígida y estable antes de sentarte.
  4. Para sentarte, acércate todo lo posible a la silla de ducha de manera que tus piernas puedan tocarla.
  5. Lentamente déjate caer en el asiento, utilizando los apoyabrazos o las asideras o barras de baño si cuentas con ellas.

Consejos

  • Ten paciencia y no tengas prisa por sentarte. Tómate todo el tiempo que sea necesario para evitar posibles caídas o resbalones.
  • Si tienes problemas de visión o dificultades para percibir la profundidad, coloca una toalla de un color brillante sobre el asiento. Esto te ayudará a percibirlo con mayor facilidad gracias al cambio de contraste.

silla de ducha desmontable

¿Cómo limpiar y mantener una silla para ducha?

Teniendo en cuenta que tu asiento de ducha va a verse expuesto regularmente a agua, calor y humedad, es importante mantener la superficie limpia para evitar la formación de bacterias.

Para ello solo tienes que seguir estas sencillas pautas:

  • Limpia la silla con jabón o algún producto de limpieza después de cada uso.
  • Sécala con una toalla o trapo después de su uso para evitar que el agua se acumule durante mucho tiempo en su superficie.
  • Limpia la silla regularmente utilizando detergente y agua caliente. Asegúrate de limpiar tanto la superficie del asiento como las patas y la parte inferior.
  • Comprueba siempre que no se hayan formado grietas ni que la silla tenga daños visibles, así como de que las patas siguen manteniéndose en su sitio sin problema.

taburete de baño MILANO

Asientos, Bancos, Taburetes y Sillas Para La Ducha: Son productos de apoyo que nos dan soluciones muy prácticas y cómodas para espacios con agua o resbaladizos como pueden ser:

  • el cuarto de baño o ducha.

El beneficio de poder estar sentado a la hora de la ducha o el baño es sinónimo a seguridad.

En la ducha si estamos sentados podremos con la esponja nos será más fácil llegar a cualquier parte del cuerpo de forma autónoma y sin perder en ningún momento la estabilidad.

Consulta aquí nuestra Guía de Compra

Estando sentados durante la ducha en una silla o taburete nos sentiremos completamente seguros. En resumen hace que el usuario pueda sentirse más cómodo.

Asientos, sillas, taburetes y bancos diseñados para ayudar durante la ducha.

Estos artículos se muestran en una gran  variedad de diseños y tamaños.

Aquellas personas que pueden tener problemas para mantenerse de pie  por períodos prolongados pueden encontrar que los taburetes y bancos de baño pueden ser una perfecta opción.

Beneficios de tener su propio taburete o silla de ducha personal:

Para las personas mayores, las personas con discapacidad física, o personas en periodo de  recuperación. La tarea de ducharse no es cosa fácil.

Generalmente podemos ver que la tarea de  bañarse es un acto relajante, pero a veces puede ser francamente aterrador.

La inestabilidad e inseguridad en permanecer erguidos a la hora de la ducha nos hace entrar en la posibilidad de caer y tener golpes y contusiones. Por eso una tarea relajante pasa a ser una tarea insegura.

Con estas ayudas técnicas haremos que la ducha sea de nuevo una tarea segura y confortable.

Recordaremos que  hay varias razones por las cuales es conveniente tener su propia silla de ducha en el baño para ganar en seguridad:

  1. Ayuda a mejorar su seguridad
  2. La higiene es muy importante
  3. Te hace más independiente y te sientes más empoderado
  4. Mejora la calidad de tu vida.
  5. Es tuyo. Es realmente una gran pieza de equipo personal en el que puede confiar.

La comodidad y la seguridad son los requisitos primordiales para cualquier taburete de silla de ducha.

Con nuestra gama de mayor calidad, hemos seleccionado solo unidades fabricadas robustas, capaces de soportar el uso múltiple diario.

Tenemos una amplia gama de asientos de ducha, perchas y taburetes para que pueda ver  las características y los beneficios y así comprar fácilmente.

Recuerda que todos los pedidos superiores a 60 € son entrega gratuita.

No dude en contactarnos si tiene alguna pregunta

PROVEEDORES:

proveedores asientos ducha Asister

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda
      Calcular gastos de envío
      Aplicar Cupón
      Ir arriba