Envío Gratis

A partir de 60 € sin IVA

Garantía de 2 años

Puedes estar tranquilo

Pago 100% Seguro

Paypal, Tarjeta o Transferencia

Asistencia Personalizada

Te ayudamos con cualquier duda

Spanish English French German Italian Portuguese
0 0,00 

Incontinencia Urinaria: Tratamiento, causas, tipos y síntomas

incontinencia urinaria en mujeres

La Incontinencia Urinaria es la pérdida involuntaria de orina. Quién sufre incontinencia urinaria no tiene control sobre cuando orinar. Esto se debe a que se a perdido o debilitado el control sobre el tracto urinario.

La Incontinencia Urinaria es un problema muy común que afecta a muchísimas personas de todas las edades en todo el mundo.

Normalmente la  Incontinencia Urinaria es más común entre las mujeres que entre los hombres. Se calcula que aproximadamente un 30 por ciento de las mujeres entre 30 y 60 años sufren incontinencia, en comparación con el 5 por ciento de los hombres entre esa edad.

¿Qué es la Incontinencia Urinaria?

La incontinencia urinaria se produce cuando una persona no puede controlar el flujo y pérdida de orina.

Puede deberse a factores de estrés, por movimientos de esfuerzo como toser o como consecuencia del embarazo y de haber dado a luz. También existen factores de riesgo que pueden favorecer la incontinencia urinaria, como la obesidad.

Además, la posibilidad de sufrir incontinencia y pérdidas de orina aumenta con la edad.

Los ejercicios de Kegel y el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico también pueden ayudar a prevenir y tratar la incontinencia.

Incontinencia Urinaria Femenina

Tratamiento de la Incontinencia Urinaria

El tratamiento va a depender enteramente del tipo de incontinencia urinaria que padezcamos, nuestra edad y nuestra salud general.

Incontinencia por estrés o esfuerzo

Si sufres incontinencia por estrés o esfuerzo, probablemente sea debido a un debilitamiento de la zona pélvica y de los músculos del suelo pélvico.

Por ello, una de las mejores soluciones de tratamiento para este tipo de incontinencia suele ser el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico. Una de las mejores formas es realizando ejercicios de Kegel, mientras utilizas un fortalecedor de suelo pélvico.

Entrenamiento de la vejiga

La vejiga también  puede entrenarse para mejorar el control del flujo de nuestra orina. Los ejercicios suelen consistir en varias pautas:

  • Retrasa el momento de orinar. El objetivo es conseguir controlar la urgencia aguantando todo lo que se pueda antes de ir a orinar. De esta forma nuestra vejiga aprende a aguantar la necesidad de orinar, incluso en casos de urgencia.
  • Doble vaciado. Esta técnica consiste en ir a orinar, parar a mitad y esperar un par de minutos, y volver a terminar de orinar.
  • Horario para el baño. Un horario para el baño, por ejemplo marcando el objetivo de ir cada 2 horas fijas, puede ayudar también a entrenar nuestra vejiga.

El entrenamiento de la vejiga puede llegar a conseguir que recuperemos el control sobre nuestra vejiga.

doctor sosteniendo una vejiga por incontinencia urinaria

Medicación para la incontinencia

En el caso de que nuestro médico nos recete medicamentos, normalmente podrás tomarlos a la vez que prácticas otros tratamientos o ejercicios. Siempre consulta a tu médico antes de tomar ningún medicamente por tu cuenta.

Los medicamente más recetados normalmente para tratar problemas de incontinencia son:

  • Anticolinérgicos: Ayudan a calmar la actividad de la vejiga y puede ser útil para controlar la urgencia para orinar.
  • Estrógeno tópico: Puede ayudar a reforzar el tejido de la uretra y las paredes vaginales, lo que podría aliviar los síntomas.
  • Imipramina (Tofranil): Es un antidepresivo tricíclico.

Aparatos de ayuda para la Incontinencia

Junto con lo anterior, existen una variedad de aparatos de ayuda para el tratamiento de la incontinencia, que en muchos casos se utilizan a la vez que se realizan ejercicios de fortalecimiento.

  • Pinzas para incontinencia: Se trata de un dispositivo de ayuda para hombres, consistente en un pequeño mecanismo que, colocado alrededor del pene y accionada la pinza, previene las pérdidas de orina gracias que bloquea el paso en la uretra.
  • Pesarios: Se tratan de dispositivos rígidos (normalmente en forma cúbica o de anillo), que se insertan en la vagina y se dejan puestos todo el día. Ayudan a sostener la vejiga desde dentro, previniendo pérdidas de orina.
  • Ejercitadores del suelo pélvico: Se trata de dispositivos que se insertan en la vagina, y gracias a su peso o a su estimulación, fuerza a que los músculos del suelo pélvico se contraigan y se ejerciten, mejorando toda la musculatura pélvica.

Cirugía

En todo caso es esencial, especialmente las mujeres que tengan intención de tener hijos, consultar estas opciones primero con tu médico antes de tomar ninguna decisión.

  • Procedimientos con cabestrillo: Se introducen unas pequeñas cintas de malla sintéticas, de tu propio tejido, de tejido animal o de un donante, para crear un cabestrillo debajo de la uretra o de la zona donde la vejiga conecta con esta. De esta forma la uretra se sostiene gracias al cabestrillo, ayudándola a permanecer cerrada cuando es necesario.
  • Procedimientos de suspensión: Se trata de una intervención en el cuello de la vejiga para evitar que cuelgue, proporcionando a la uretra sitio para contraerse mejor y controlar mejor el flujo de orina.
  • Estimulación nerviosa para el tratamiento de la vejiga hiperactiva: Implica la estimulación de los nervios, a través de ligeras descargas eléctricas, con el fin de controlar las ganas de orinar.

Otras opciones

Catéter urinario: Consiste en un pequeño tuvo que se inserta en la uretra, y que trasporta la orina desde la vejiga hasta una pequeña bolsa en el exterior encargada de almacenarla.

Empapadores, pañales y compresas absorbentes: Existe una amplia gama de productos para paliar los problemas y síntomas derivados de la incontinencia urinaria.

Pueden utilizarse desde cómodas compresas, hasta pañales o empapadores para dormir.

Este tipo de ayudas pueden ser tanto lavables y reutilizables, como productos de incontinencia desechables.

incontinencia urinaria en personas mayores y ancianos

Causas de la Incontinencia Urinaria

Las causas de la incontinencia están estrechamente relacionadas con el tipo de incontinencia urinaria que padezcamos.

Incontinencia de Esfuerzo

Sus principales causas son:

  • Embarazo y parto.
  • Menopausia, puesto que la bajada de estrógenos puede debilitar los músculos.
  • Histerectomía.
  • Edad.
  • Obesidad.

Incontinencia de Urgencia

Las causas que provocan la incontinencia de urgencia pueden ser:

  • Cistitis, o inflamación del recubrimiento de la vejiga.
  • Condiciones neurológicas. Por ejemplo esclerosis múltiple, Parkinson…
  • Agrandamiento de próstata. Puede provocar la caída de la vejiga y la irritación de la uretra.

Incontinencia por rebosamiento

Este tipo de incontinencia ocurre cuando existe algún tipo de obstrucción o bloqueo en la vejiga. Las posibles causas de obstrucción varían:

  • Agrandamiento de la próstata.
  • La aparición de un tumor que presione sobre la vejiga.
  • Cálculos urinarios o renales.
  • Estreñimiento.
mujer con incontinencia

Incontinencia Urinaria total

La Incontinencia total puede resultar de:

  • Problema congénito presente desde el nacimiento.
  • Una lesión en la médula espinal que haya dañado las señales nerviosas entre el cerebro y la vejiga.
  • Una fístula, especialmente cuando se desarrolla un canal entre la vejiga y un área cercana, generalmente la vagina.

Otras causas

Otras posibles causas que podrían causar incontinencia podrían ser:

  • Algún tipo de medicación, especialmente algunos diuréticos, fármacos antihipertensivos, pastillas para dormir, sedantes y relajantes musculares.
  • Alcohol.
  • Enfermedades del tracto urinario.
gente corriendo hacia un vater

Tipos de Incontinencia Urinaria y sus síntomas

El tipo de incontinencia urinaria que padezcamos está normalmente relacionada con la causa principal que la ha provocado.

El principal síntoma de cualquier tipo de incontinencia urinaria consiste en la liberación involuntaria de orina. El cuándo y cómo ocurre dependerá del tipo de incontinencia concreta que suframos.

Los tipos de incontinencia podrían dividirse en:

Incontinencia Urinaria por Estrés o de Esfuerzo

Se trata del tipo más común de incontinencia urinaria, especialmente entre las mujeres que se han quedado embarazadas, que han dado a luz recientemente, o que están atravesando la menopausia.

Se producen pérdidas de orina en momentos de esfuerzo o movimientos bruscos, como al toser, reír, practicar deporte, correr, saltar…

En este caso, el “estrés no se refiere a una condición mental de ansiedad, sino que se refiere literalmente a una presión física. Concretamente cuando la vejiga y los músculos involucrados en el control de la orina se ven sometidos a una presión repentina, la persona podría orinar involuntariamente.

Este tipo de incontinencia se produce normalmente en los siguientes casos:

  • Tos repentina, estornudos o risa.
  • Levantar objetos pesados.
  • Ejercicio aeróbico como correr, saltar…

Incontinencia Urinaria de Urgencia

También como conocida como Incontinencia refleja o reflexiva, o incluso como “vejiga hiperactiva”. Se trata del segundo tipo de Incontinencia urinaria más común.

Consiste en una repentina e involuntaria contracción de la pared muscular de la vejiga, que causa una sensación y necesidad intensa de orinar, sin que podamos prevenirlo.

Cuando se produce esta contracción, tenemos muy poco tiempo antes de que la orina empiece a salir, aunque intentemos evitarlo. Esta contracción puede aparecer por varias causas:

  • Un cambio brusco de posición.
  • El sonido del agua corriendo.
  • Las relaciones sexuales.

La activación involuntaria de los músculos de la vejiga puede deberse entre otras cosas a alguna lesión o daño en las terminaciones nerviosas de la vejiga, en el sistema nervioso central o en los propios músculos.

10 mejores remedios

Incontinencia de Rebosamiento

Este tipo de incontinencia es más común en hombres con problemas de próstata, con daños o lesiones en la vejiga, o con obstrucciones en la uretra.

Especialmente, un agrandamiento de la próstata puede ser el principal culpable de bloquear la vejiga.

El “rebosamiento” se produce debido a que la vejiga no puede almacenar toda la orina que nuestro cuerpo va produciendo o, alternativamente se debe a que la vejiga no puede vaciarse complemente, lo que termina resultando en goteos y pérdidas de orina.

Normalmente, las personas que sufren este tipo de incontinencia necesitan orinar con mayor frecuencia, y puede llegar a producirse un goteo constate de orina desde la uretra.

Incontinencia Mixta

Se trata de una combinación de varias de las anteriores, normalmente de incontinencia por estrés o por urgencia.

Incontinencia Urinaria Funcional

En los casos de Incontinencia Funcional, la persona siente y sabe que tiene necesidad de orinar, pero por problemas normalmente de movilidad, no puede llegar al baño a tiempo.

Este tipo de Incontinencia puede verse acompañada de otros factores como:

  • Confusión.
  • Demencia.
  • Limitaciones en la movilidad o en la vista.
  • Falta de destreza o coordinación, a la hora de desabrocharse los botones del pantalón por ejemplo.
  • Depresión, rabia o ansiedad que pueden llevar a provocar una falta de voluntad de ir al lavabo.

La incontinencia funcional es especialmente común entre los ancianos y las personas mayores, especialmente en residencias de ancianos.

Incontinencia Total

La Incontinencia Total puede conllevar fugas o pérdidas de orina constantes, o periodos alternos donde se liberan grandes cantidades de orina de forma voluntaria.

Una incontinencia total normalmente se produce en casos de personas que tengan un problema congénito, que sufran una lesión o algún daño en la médula espinal o al sistema urinario, o incluso puede deberse a una fístula entre la vejiga  otra zona del cuerpo, cómo la vagina.

incontinencia

Factores de Riesgo

Existen varios factores de riesgo relacionados directamente con la Incontinencia urinaria:

  • Obesidad: Los problemas de sobrepeso y obesidad provocan una presión extra sobre la vejiga y sobre los músculos de alrededor. Con el tiempo los termina debilitando, haciendo que puedas ser más propenso a sufrir pérdidas al estornudar o toser, por ejemplo.
  • Tabaco: Fumar habitualmente puede terminar provocando una tos crónica, que a su vez podría desencadenar episodios de incontinencia.
  • Género: Estadísticamente las mujeres tienen mayor probabilidad de sufrir incontinencia de esfuerzo, sobre todo por motivos de embarazo y maternidad.
  • Edad avanzada: Los músculos de la vejiga y de la uretra se debilitan con el paso del tiempo.
  • Ciertas enfermedades o condiciones: Diabetes, enfermedades renales, lesiones en la medula espinal o enfermedades neurológicas puede aumentar el riesgo de padecer incontinencia.
  • Enfermedades de la Próstata: Hay posibilidades de producirse incontinencia tras una operación de próstata o por radioterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados

Artículos más Populares

incontinencia urinaria en mujeres

Incontinencia Urinaria: Tratamiento, causas, tipos y síntomas

La Incontinencia Urinaria es la pérdida involuntaria de orina. Quién sufre incontinencia urinaria no tiene control sobre cuando orinar. Esto se debe a que se a perdido o debilitado el control sobre el tracto urinario. La Incontinencia Urinaria es un problema muy común que afecta a muchísimas personas de todas las edades en todo el

Cómo elegir tu Silla de Ruedas Perfecta | Guía Definitiva

¿Qué es una Silla de ruedas? Elegir una Silla de ruedas no es tarea fácil. Más aún que una simple ayuda a la movilidad, una silla de ruedas son verdaderamente una extensión de nuestro propio cuerpo, ayudando día a día a infinidad de personas a recuperar la independencia y la movilidad. Las Sillas de Ruedas

definicion ortesis que es y diferencias

Órtesis vs Prótesis ¿Cuál es la diferencia?

La diferencia clave entre Órtesis y Prótesis es que una Órtesis es un aparato ortopédico de asistencia y ayuda que se utiliza para corregir o ayudar a rehabilitar una parte del cuerpo; mientras que una Prótesis es una pieza hecha a medida utilizada para reemplazar una parte del cuerpo perdida, normalmente una extremidad. Algunas personas

camas articuladas ajustables adaptables

Camas Articuladas Eléctricas: Guía de Compra para elegir la MEJOR

Camas Articuladas Eléctricas: ¿Qué son? Las Camas Articuladas son un tipo de cama, que lleva incorporado un motor eléctrico, que permite ajustar y elevar su posición y te permite adoptar posturas más cómodas y sanas. Tanto si tienes problemas para dormir, como si tienes problemas de espalda o salud, o si necesitas guardar reposo en

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda
      Calcular gastos de envío
      Aplicar Cupón
      Ir arriba