» » Empleadas del Hogar

Empleadas del Hogar

Publicado en: Uncategorized | 0

Diario de Navarro…03/01/2012

 COTIZACIÓN DE EMPLEADOS DEL HOGAR

Los navarros podrían regularizar a unas 11.000 empleadas del hogar

Desde el 1 de enero hay que cotizar por ellas desde la primera hora que trabajan en la casa

 

Desde ayer, todo aquel que tenga un empleado del hogar en su casa debe darle de alta en la Seguridad Social. El 1 de enero entró en vigor una nueva regulación del servicio doméstico en Españaque pretende sentar las bases para la consideración del empleo en el hogar como un trabajo legal a todos los efectos, con derechos y obligaciones para empleador y contratado.

 

Acostumbrados a navegar en las lindes de la economía "sumergida" la nueva ley va a requerir un "cambio de mentalidad" tanto en "empleadores" como empleados. Antes,no había obligación de cotizar si no se superaban las 80 horas al mes. En la práctica, esto dejaba muchos contratos por horas fuera de la economía regular. A partir de ahora, se cotiza siempre por el empleado aunque trabaje una hora.

 

La ley llega en un momento económico muy difícil. Y la tentación de seguir en el empleo no declarado puede ser grande. Para los empleadores, se abre una realidad incómoda de trámites y papeleos, equiparándolos casi a un empresario por unas horas que les limpian en casa. Para el empleado, aflorar esos ingresos puede traer consecuencias en la pérdida de ayudas y subvenciones. Sin olvidar, el problema de la cotización. ¿Quién carga con el sobrecoste?

El sector remunera actualmente entre 8 y 10 euros la hora. Empleados y cabezas de familia deberán pactar cómo se reparte ese 23% adicional que supone la cotización. El precio de la hora suelta lo cifra en 11 euros, incluida la parte de vacaciones y extras. Y el sueldo de las internas ronda de 800 a 900 euros netos, más la Seguridad Social.

 

En Navarra, en 2011 cotizaban 4.700 empleados del hogar. En 2009, un estudio de CC OO estimaba el empleo en el sector en 16.000 personas. Es decir, que habría 11.000 empleos por cotizar. Aunque la crisis podría haber rebajado esa cifra. "Si uno de los cónyuges se queda en paro, hace las tareas de casa y prescinde del empleado", indica Larraondo. "Antes se tardaba un mes en encontrar otra casa. Ahora, la rotación está en 7 meses".

MAITE ARMENGOL Y ANA LARRAONDO EMPRESA "HOGAR BIEN ATENDIDO"

 

"Ajustar salarios"

Maite Armengol y Ana Larraondo, economista y abogada, respectivamente, crearon hace un año la empresa Hogar Bien Atendido en Pamplona, dedicada a la contratación y formación de empleados del hogar y al asesoramiento legal de los empleadores.

¿Qué implica la nueva ley?

Es un cambio de mentalidad total. Supone que tienes un puesto de trabajo en tu casa. Y tienes la consideración de un empresario, con un código de cuenta de cotización, un contrato escrito, una cotización, un horario real, un salario pactado, nóminas…

¿Era necesaria?

Si. Es una oportunidad para dar un salario justo y condiciones de trabajo justas a tantas personas que vienen a España para mandar un dinero a sus países. Y permite legalizar un dinero que ahora circulaba sin control. Los contratos por horas han dado lugar a todo tipo de picaresca: gente que recibe ayudas porque no cotizan nada, cuando en realidad están trabajando, y mucho. Esas corruptelas son más abundantes de lo que parece y deben aflorar.

¿No encarecerá el servicio?
 

En este momento económico, la cotización no puede ser un sobrecoste para las familias. También muchos empleadores han visto revisado su salario a la b aja.

Hay que ajustar los salarios. Si antes pagabas un salario bruto, ahora eso se convierte en un neto más cotización. El precio por hora tendrá que bajar. Ahora está entre 8 y 10 euros.
 

Así, pedirán seguir sumergidos.

Nosotras recomendamos hacer contrato. Va a redundar en una mayor seriedad y capacitación del empleado. Y aporta seguridad a las dos partes. Uno no se puede ir de un día para otro; hay que avisar dos meses antes las vacaciones… Aunque, al ser una relación basada en la confianza, hay una flexibilidad.
 

¿Y qué gana el empleado?

Una relación más estable. Tiene una baja, una nómina, va a saber cuándo coge vacaciones, cuándo tiene tiempo libre… Hay miedo. No perciben la cotización como una ventaja. Sobre todo, las latinas. Te preguntan: "¿cuánto me va a quedar?" Viven al mes para enviar dinero a sus familias. Trabajan mucho durante 5 ó 8 años y vuelven cuando sus hijos están colocados. Pero deben cotizar, como todos. Pasar por el contrato es la contrapartida por trabajar aquí y contribuir al sostenimiento del país que te acoge.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *