» » Consejos para Adaptarse al Cambio de Hora. ¿Cómo afecta el cambio de hora a los ancianos y a los niños?

Consejos para Adaptarse al Cambio de Hora. ¿Cómo afecta el cambio de hora a los ancianos y a los niños?

Publicado en: Noticias | 0

consejos para adaptarse

Consejos para adaptarse al cambio de hora. ¿Cómo afecta el cambio

de hora a los ancianos y a los niños?

Consejos para adaptarse al cambio de hora: Se convierte en un verdadero suplicio para algunas personas, especialmente en el caso de los mayores y los niños.

eltiempo.es

consejos para adaptarse

 

Otro año más, llega el último fin de semana de octubre y con él el cambio horario. Y esta vez toca el bueno, el de atrasar el reloj y poder dormir una hora más. Así que, ya sabes, el sábado por la noche, a las 3 de la mañana debes poner el reloj a las 2 (recuerda que sólo debes hacerlo la primera vez, o pasarás el resto de tu vida atrapado en el 29 de octubre).

El cambio de hora afecta especialmente a las personas mayores y a los niños.

Los expertos recomiendan no cambiar radicalmente las costumbres diarias.

Muchas personas podrán sentirse especialmente cansadas durante varios días tras el cambio, sobre todo a la hora de despertarse o de irse a dormir.

Algo que parece tan simple como pulsar tres botones de tu Casio, se convierte en un verdadero suplicio para algunas personas, especialmente en el caso de los mayores y los niños.

Nos cambia el ritmo biológico, pudiendo provocar alteraciones:

  • en el sueño,
  • el humor,
  • en la concentración,
  • nerviosismo
  • incluso dolores de cabeza

Es que el ser humano es un animal de costumbres y necesita un periodo de adaptación.

Por eso, en el tiempo.es te damos algunos consejos para poder superar el enorme trauma que supone vivir un día de 25 horas:

 

Cambio al horario de invierno

En la madrugada del sábado al domingo, a las 3:00 serán las 2:00

 

Cambia todos los relojes, el cerebro necesita asumir cuanto antes la nueva situación. Hablo, por supuesto, del reloj de tu muñeca y el de la cocina, porque la hora de tu móvil se cambiará sola (cada vez nos hacen ser más vagos).

Los relojes del horno y del coche fueron diseñados por mentes perversas para pasarse sólo la mitad del año en hora, de modo que si tras el último cambio horario quedaron desajustados, ¡enhorabuena! Ahora estarán bien.

Cambia también a ese cuñado pesado que se pasa alrededor de una semana diciendo “las 11:30, eso son las 12:30 de antes”.

Modifica poco a poco el horario de las comidas, para adaptarlo a la nueva situación. Lo normal es que, al atrasar una hora el reloj, el domingo tengas un hambre voraz a la 1 de la tarde; aguanta un poco, y atrasa la hora de comer media hora el primer día, y media hora el segundo, por ejemplo. Sufrirás, sí, pero no te comas a tus hijos, picotea unas aceitunas mejor.

Ajusta también la hora de irte a dormir. Será muy tentador el acostarte el domingo a las 7 de la tarde, cual gallina, con la excusa del cambio horario. Intenta adaptarte cuanto antes a tu horario habitual, y vete a dormir a la misma hora de siempre. Será agradable el lunes por la mañana, porque parecerá que puedes dormir un rato más. Y también será divertido si se te olvida cambiar la hora del despertador. Llegarás, por una vez, el primero a trabajar.

No te eches la siesta el domingo. Sé que acabo de clavar una estaca en tu corazón con este consejo, pero te ayudará a conciliar mejor el sueño por la noche.

 

Entre el cambio horario, y el cambio de estación tan tardío que estamos teniendo este año, es probable que pases una temporada con un humor de perros.

Tened paciencia (esto va para tus amigos).

consejos para adaptarse

¿Cómo afecta el cambio de hora a los ancianos?

Como todos sabéis, ayer tuvo lugar (como cada año) el cambio de hora de otoño.

En este cambio, retrasamos una hora nuestros relojes para hacer que amanezca más tarde y anochezca después.

Se trata del conocido como “cambio bueno”, ya que nos permite despertarnos una hora más tarde. Sin embargo, este cambio de hora no siempre es bueno, pues afecta a nuestros biorritmos internos y a nuestro reloj biológico.

 

A algunas de las personas a las que más afecta este cambio es a los ancianos.

 

Personas jóvenes y sanas no notan, casi nunca, este cambio de hora; como mucho tienen más dificultad para concentrarse o se sienten un poco más dormidos.

Sin embargo, los ancianos suelen mostrar muchos más achaques, además de tener mucha más dificultad para dormirse por las noches y mucha mayor facilidad para despertarse por las mañanas.

Por estos síntomas los ancianos son las personas más afectadas, debido a que pueden estar un par de días (incluso una semana) con malestar por perder horas de sueño. Pero para “combatir” este problema es necesario seguir una serie de consejos.

  • NO…dormir la siesta durante los primeros días, hacer ejercicio antes de acostarse, tomar medicamentos para dormir

 

¿Desde cuándo cambia España de hora en invierno y verano?

En octubre de 1974, los españoles atrasaron por primera vez sus relojes para ajustarlos al horario de invierno. En plena crisis del petróleo ahorrar energía suponía una prioridad para el Gobierno franquista de la época. Desde 1981, toda Europa se sincroniza a la hora de mover a la vez las manecillas de relojes y despertadores.

 

 

Diez curiosidades sobre el cambio de hora que quizás desconocías

http://www.levante-emv.com/sociedad/2015/10/24/cambio-hora-sabias/1332029.html

1. Guerra Mundial. Se tomó esta iniciativa por primera vez durante la Primera Guerra Mundial con el objetivo de ahorrar combustible. Lo mismo ocurrió en 1973, durante la crisis del petróleo.

2. España y su cambio horario. Fue en 1940, cuando por afinidad política con Alemania, España decidió adaptar su hora a la suya. Otros países afines realizaron lo mismo.

3. ¿Cuando empezó? El primer cambio se hizo el 15 de abril de 1918, sin embargo se dejó de hacer de 1920 a 1925 y de 1930 a 1936. Tras muchos vaivenes, se empezó a aplicar con regularidad en 1973, durante la crisis del petróleo. La mayoría de los países industrializados adoptaron la medida para hacer frente a la complicada situación.

4. La hora en la Guerra Civil. Durante la guerra, el bando republicano tenía un horario y el bando nacional tenía otro. Para los republicanos, el fin de la guerra llegó una hora antes.

5. Hasta el S.XX. Hasta principios de este siglo, España se regía por el sol. Cada provincia tenía una hora diferente teniendo en cuenta sus coordenadas, ya que en Baleares veían el sol mucho antes que en Galicia.

6. Windows 95. Aunque ahora casi todos nuestros aparatos electrónicos cambian de hora automáticamente, Windows 95 fue el primero que lo instauró. Sin embargo, por un fallo en la programación, sólo cambiaba de hora una vez al año.

7. Trastornos de sueño. El cambio afecta, según los expertos, al reloj biológico, especialmente en niños y ancianos. No obstante, es algo que dura muy pocos días.

8. Gemelos con una hora de diferencia. En el caso de que un niño nazca a las 02:55 (horario peninsular) del último domingo de octubre y su hermano gemelo diez minutos después, por el cambio horario serían las 02:05 por lo que este bebé sería legalmente el hermano mayor.

9. El padre del cambio de hora. William Willett, un constructor inglés, publicó la idea del cambio horario. Para que no fuera un cambio muy brusco, propuso cambios semanales de 20 minutos.

10. Una medida casi universal. La aplican 70 países. Japón es el único país industrializado que no se ha sumado a esta normativa.

 

 

consejos para adaptarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *