» » Un compuesto del té verde trataría algunos tumores y trastornos genéticos

Un compuesto del té verde trataría algunos tumores y trastornos genéticos

Publicado en: Uncategorized | 0

Un compuesto del té verde, conocido como glutamato deshidrogenasa (GDH), podría ayudar a combatir varios tumores y una enfermedad congénita mortal

Uno de los compuestos del té verde podría usarse para combatir los tumores y algunas enfermedades congénitas. Así lo demuestra una investigación que realiza el Hospital de Niños de Philadelphia en los Estados Unidos cuyos hallazgos se han publicado en The Journal of Biological Chemistry.

En concreto, el compuesto es el glutamato deshidrogenasa (GDH). Este elemento es el responsable de la digestión de los aminoácidos, sin embargo, tras investigarlo, los científicos se dieron cuenta que el hiperinsulinismo, una enfermedad congénita, puede tratarse con esta infusión.

El GDH se encuentra en todos los organismos vivos, como es el caso de los animales donde está controlado por una compleja red de metabolitos. Pero también en los humanos, en la que el grupo de investigadores se dieron cuenta que este trastorno responde al consumo de proteínas por la secreción de insulina, convirtiendo a los pacientes en hipoglucémicos, e incluso causándoles la muerte.

Los científicos utilizaron una estructuras atómicas para diferenciar a los animales y plantes en la que el doctorThomas Smith, del Donald Danforth Plant Science Center, y sus compañeros de investigación, descubrieron que dos de los compuestos que se encuentran en el té verde pueden llegar a compensar este trastorno genético. También se vio reflejado en el estudio que este tipo de té puede acabar con dos tipos diferentes de tumores. Por un lado, los glioblastomas, un tipo de tumor cerebral, y, por otro lado, el desorden de la esclerosis tuberosa, una enfermedad genética que causa tumores no malignos en varios órganos.

“A pesar de que estos compuestos del té verde son extremadamente seguros y consumidos por millones de personas cada día, tienen una serie de propiedades que los hacen difíciles de usar como medicamentos actuales. Sin embargo, muestra que son compuestos naturales de origen vegetal que pueden controlar esta enfermedad mortal y, con la estructura atómica en la mano, se puede utilizar como punto de partida para el diseño de más fármacos”, asegura Smith. Con estos resultados, se espera poder diseñar y desarrollar mejores medicamentos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *