OSTEOPOROSIS

Publicado en: Uncategorized | 0
 
 

El bajo cumplimiento terapéutico, principal problema en el tratamiento de la osteoporosis

UNA DE CADA TRES MUJERES ESPAÑOLAS MAYORES DE 50 AÑOS SUFRIRÁ UNA FRACTURA OSTEOPORÓTICA A LO LARGO DE SU VIDA

 

La osteoporosis es una enfermedad esquelética, propia de las personas de edad avanzada, que afecta especialmente a las mujeres. Esta enfermedad crónica causa en España más de 50.000 fracturas de cadera cada año. Una de cada tres mujeres españolas mayores de 50 años sufrirá una fractura osteoporótica (fundamentalmente en columna, cadera, o muñeca) a lo largo de su vida.

Además, hay que tener en cuenta que la osteoporosis puede ser asintomática, fundamentalmente por dos razones: que no se hayan producido fracturas, o que se hayan producido fracturas vertebrales indoloras (dos tercios de las fracturas vertebrales). Por ello, se ha considerado a esta enfermedad como una verdadera “epidemia silenciosa”. De hecho, en España más de 2,5 millones de personas sufren algún problema de osteoporosis, de las que el 25 por ciento son hombres.

Al problema sanitario que provoca la osteoporosis hay que añadir los costes generados por las fracturas, directos o indirectos, que podrían superar los 700 millones de euros al año. Dadas estas circunstancias, se hace necesario abordar todas las posibilidades de prevenir y tratar esta enfermedad, entre las que se encuentran evitar los factores de riesgo de baja masa ósea y caídas y, cuando esté indicado, seguir un adecuado tratamiento farmacológico.

No se cumple con el tratamiento
 

A juicio del doctor Pérez Edo, del Servicio de Reumatología del Hospitales del Mar y de la Esperanza de Barcelona “actualmente la mayoría de los pacientes que están diagnosticados de osteoporosis están bien tratados, puesto que el hecho de presentar un diagnóstico implica que el profesional ha puesto en marcha los conocimientos necesarios para su identificación y su manejo”. No obstante, no todos los pacientes están diagnosticados y “es necesario insistir sobre la incorporación de esta patología en el concepto de salud integral del paciente, como se hace con las enfermedades cardiovasculares”.

Respecto al “talón de Aquiles” en el tratamiento de los pacientes con osteoporosis, el experto ha indicado que “sigue siendo el bajo cumplimiento terapéutico, por diferentes motivos. Entre ellos, cabe destacar que se trata de una enfermedad silente (no causa síntomas visibles en una primera etapa), que no se valoran o no se reconocen bien sus consecuencias, que gran parte de los pacientes están multitratados y porque, en algunas ocasiones, los efectos secundarios de ciertos fármacos dificultan la persistencia en el tratamiento”. De hecho, y según estudios realizados, solo el 25 por ciento de pacientes con esta enfermedad sigue con el tratamiento prescrito por su médico un año después de haberlo iniciado, mientras que el 75 por ciento restante lo abandona por distintas causas.

Lo mejor, la prevención

Como en muchas otras patologías, el objetivo principal en osteoporosis es la prevención, y para conseguirlo, se utilizan unos marcadores de riesgo de padecer osteoporosis. En esta línea, se han establecido diferentes algoritmos que aproximan al riesgo de fractura individual y que, según el doctor Pérez Edo, “para que puedan ser eficientes es necesario que sean fáciles en su obtención y aplicación”. Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado una herramienta -denominada algoritmo FRAX®- que proporciona información del riesgo de fractura que presenta cada persona “Es un instrumento de apoyo, porque la opinión del profesional es la que cuenta finalmente”, ha asegurado el experto, sin embargo, ha añadido, con sus resultados, que se basan en modelos individuales que combinan e integran factores clínicos de riesgo con la densidad mineral ósea (DMO) del cuello femoral, se puede tomar la decisión de iniciar o no un tratamiento.

Según el doctor Olmos, del Grupo de Trabajo de Osteoporosis de la Sociedad Española de Medicina Interna, “el futuro de la osteoporosis pasa por el desarrollo de nuevas técnicas que nos permitan estimar más adecuadamente la calidad del hueso y determinar con mayor precisión el riesgo de fracturas”. Del mismo modo es importante el desarrollo de nuevos fármacos, más eficaces y con menos efectos secundarios.

PRINCIPALES FACTORES DE RIESGO EN LA OSTEOPOROSIS
➤ Mujeres mayores de 65 años y varones mayores de 70.
➤ Personas con anomalías radiológicas vertebrales sugerentes de desmineralización, con antecedentes personales o familiares de fractura osteoporótica.
➤ Personas que siguen un tratamiento prolongado con glucocorticoides o con anticonvulsivantes.
➤ Pacientes que tienen insuficiencia ovárica prolongada, diabetes mellitus tipo 1 o hiperparatiroidismo primario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *