» » Obispo Polanco…Receta para un Hospital más Tranquilo y Seguro

Obispo Polanco…Receta para un Hospital más Tranquilo y Seguro

Publicado en: Uncategorized | 0

Pasillos llenos, ruido, demasiadas personas en la habitación o que los pacientes que se dirigen a quirófano tengan que pasar entre la gente que espera a que acaben las intervenciones de sus familiares. Estas son las situaciones que pretenden evitarse con la implantación en el hospital Obispo Polanco de Teruel de un protocolo para salvaguardar la intimidad y la seguridad del paciente que establece dos pases para familiares por cada enfermo y la restricción de acceso a determinadas áreas como la antesala a quirófanos.

 

A partir de ahora, el acompañamiento a cada paciente en la habitación se limita a dos personas, sin perjuicio de otras restricciones adicionales si las circunstancias del paciente lo aconsejan. Para ello con el ingreso se suministran dos pases, uno permanente y otro temporal, de tal manera que en cada habitación haya como máximo cuatro acompañantes al mismo tiempo.

Cuando una persona del exterior quiera visitar al enfermo tendrá que hacerlo con el pase temporal, y para facilitar el contacto entre los familiares, se ha habilitado un teléfono en la entrada de la puerta principal que permite llamar a la habitación para que puedan intercambiarse las tarjetas. “La concentración de varias personas en las habitaciones, en las que suele haber dos enfermos, no es beneficiosa porque pueden traer infecciones y por la propia intimidad del paciente”, explicó Pablo Castellote, gerente del sector de Teruel.

Para salvaguardar la intimidad del enfermo también se ha restringido el acceso a la antesala de los quirófanos donde hasta ahora se concentraban todos aquellos que esperaban los resultados de las intervenciones de los familiares. El protocolo establece que los familiares, no más de dos, esperarán en la habitación y a través del teléfono los responsables sanitarios se pondrán en contacto con ellos para que acudan a la sala de información del Bloque quirúrgico donde les ofrecerán las explicaciones.

Hasta ahora, los familiares de todos los pacientes que eran intervenidos en los quirófanos esperaban en esta zona intermedia, paso obligado de los enfermos a la entrada y a la salida de quirófanos.

En el caso de las intervenciones ambulatorias de cirugía mayor y menor , los pacientes deben esperar en una sala de espera contigua y serán avisados por megafonía.

Castellote insiste en que estas medidas persiguen una mejor atención al paciente,  “para salvaguardar la seguridad de los enfermos y también su intimidad”, destacó Castellote, además de que facilita el trabajo de los profesionales, y apeló a la responsabilidad de todos los usuarios para cumplir estas normas.

 

Comentarios  

 
Legal 15-02-2011 13:30

Muy bien!!! Y ahora solo falta quitar todas las chicas que trabajan en la economia sumergida por las noches. Se puede hacer este servicio legal con gente dado de alta en la S.S.
 
luisa 15-02-2011 12:17

No me parece ninguna mamarrachada. Creo que ya que la gente no tiene la suficiente cabeza para ver que cinco personas en una habitación molestan al enfermo que se va a haber y al de al lado, y que el guirigay que se montaba en la sala de espera de quirófanos era vergonzoso, por lo menos intentar evitarlo. Como en cualquier hospital normal.
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *