» » La FITOTERAPIA, Recomendada para las Personas Mayores, pero Siempre Bajo Control Médico

La FITOTERAPIA, Recomendada para las Personas Mayores, pero Siempre Bajo Control Médico

Publicado en: Uncategorized | 0

Parece que la fitoterapia vive una edad dorada: ginseng para mejorar el rendimiento físico, quinácea contra los virus respiratorios, la clásica manzanilla para los problemas gastrointestinales… Pero tenemos que saber que hasta las plantas más recomendadas por los expertos pueden ocasionar graves trastronos para la salud. Si se toma una ingesta excesiva, o combinada con otros medicamentos, pueden acarrear cefáleas, hipertensión arterial, bajadas de azucar en la sangre e incluso reacciones alérgicas. Por eso es muy recomendable que el consumo de diferentes plantas esté siempre bajo el control y la vigilancia de un especialista. Bajemos al concreto y pongamos algunos ejemplos:

El ajo: este vegetal está reconocido por la medicina que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y prevenir los problemas cardiacos. Pero, independientemente de la fastidiosa halitosis en individuos sanos, puede interactuar con fármacos antihiperglucemiantes y provocar una bajada excesiva de azucar en sangre (hipoglucemia).

Castaño de Indias: Sus semillas se recomienan comunmente para las varices y las hemorroides. Pero hay que saber que nunca hay que tomarlas directamente del fruto del árbol, pues son venenosas, sino que es preciso que estén preparadas por laboratorios especializados. Y hay que tener precaución porque pueden irritar las mucosas gástricas y provocar problemas del riñón o del hígado.

Equinácea: Niña mimada de los gurús de la fitoterapia, muy utilizada frente a los virus respiratorios y para reforzar el sistema inmune. Pero no hay que abusar en las dosis y no se debe prolongar el tratamiento por mucho tiempo porque puede bloquear los efectos de diversos fármacos como los que se toman para la artritis.

Ginkgo: Ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y mejora la circulación de la sangre. También sirve contra los dolores de cabeza y a mlos que padecen de mareos. Pero las personas proclives a tener hemorragias deben tener mucho cuidado porque este vegetal tiene efectos anticuagulantes e inhibe las plaquetas.

Ginseng: Mejora el rendimiento físico y mental y ayuda a prevenir la fatiga. Pero su ingesta puede ocasionar irritabilidad, nerviosismo y provocar palpitacioenes y hasta afectar los efectos de la aspirina.

Hipérico: Conocida como “hierba de San Juan” se utiliza para combatir la depresión. Pero se puede convertir en un problema si se mezcla con fármacos antidepresivos. Puede provocar mareos, somnolencia y una tensión elevada. También puede perjudicar a los pacientes asmáticos.

Jengibre: Facilita el proceso digestivo y reduce tanto el dolor como la inflamación. Pero, curiosamente, esta planta puede aumentar la producción de ácido en el estómago y ocasionar algunos transtornos.

Manzanilla: La más popular por sus beneficios gástricos reconocidos por todo el mundo. Pero puede ocasionar problemas a los individuos alérgicos al polen. Y se han dado casos de interactuar negativamente con el consumo de bebidas alcohólicas.

Regaliz: Es recomendable y muy usado este arbusto para calmar la tos, aliviar el dolor dre garganta y paliar el dolor estomacal. Pero, cuidado, porque su ingesta puede ocasionar trastornos como, pos ejemplo, la retención de líquidos, el aumento de la presión arterial y dolores de cabeza.

Valeriana: Muy utilizada para la relajación, frente al insomnio y para controlar los nervios. A veces su excesiva ingesta puede provocar cefaleas, estados de agitación y palpitaciones.

En consecuencia: la fitoterapia sí es recomendable para las personas de edad, pero siempre bajo control y seguimiento de médicos y especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *