» » Ministra de Sanidad

Ministra de Sanidad

Publicado en: Uncategorized | 0

 

Ana Mato, Ministra de sanidad

ASISTER…Espero con Ana hay un cambio profundo en la gestión de la Ley de Dependencia en Aragón. Por culpa de la prestación "Cuidador Familiar " (62%) hay mucho empleo sumergido, fraude en los pagos, servicio no-profesional y 0% de fomentar empleo…UNA VERGÚENZA

 

Ana Mato Adrover (nacida en Madrid el 24 de septiembre de 1959) es una política española. Es hermana de Gabriel Mato, también político. Es vicesecretaria general del Partido Popular, encargada de la organización del partido y de temas electorales. Es licenciada en Ciencias Políticas y en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Fue profesora tutora de la UNED. Está separada y tiene tres hijos.

 

Casi tres décadas lleva Ana Mato trabajando en el PP, un tiempo en el que ha ido escalando posiciones hasta situarse como ‘número tres’ del partido. La vicesecretaria general y encargada de la organización y de asuntos electorales ya ha sido responsable de seis campañas de los populares. Conocedora de todos los entresijos del partido, su trayectoria ha destacado por ocupar siempre puestos importantes sin llamar la atención ni crearse enemigos. Y ahora le llega la recompensa: ocupará la cartera de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que le entregará Leire Pajín.

 

Tras licenciarse en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, se inició en la política en 1983 como jefa del Departamento de Autonomías de Alianza Popular. Su mentor siempre ha sido José María Aznar, que la llamó a su lado tras ser elegido presidente de la Junta de Castilla y León en 1987, convirtiéndola en asesora de su gabinete, un puesto en el que permanecería cuatro años. En el círculo de confianza de Aznar en aquellos años también estaba el entonces marido de Mato, Jesús Sepúlveda. La buena relación entre el matrimonio Sepúlveda-Mato y José María Aznar llegó hasta el punto de que fueron los padrinos de su hijo Alonso.

 

En 1991, Mato resultó elegida diputada regional en la Asamblea de Madrid, pero a los dos años abandonó el cargo para concurrir como candidata al Congreso de los Diputados, obteniendo un escaño que revalidaría en 1996 y 2000. Hasta 1996 fue portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Consejo de Administración de RTVE, y tras las elecciones de ese año fue designada portavoz del Grupo Popular en el área de Telecomunicaciones.

De nuevo la mano de José María Aznar le permitió ingresar en la Ejecutiva Nacional del PP, tras la celebración del XII Congreso del partido en 1996. En sucesivos Congresos fue adquiriendo cargos de mayor importancia hasta ser nombrada vicesecretaria general de Organización y Electoral.

 

En marzo de 2004 volvió a ser elegida diputada del PP por Madrid, en las elecciones en las que el partido perdió el poder. Dos semanas después fue cesada como coordinadora de Organización, y tres meses más tarde lograba el acta de europarlamentaria, por lo que abandonó su escaño en el Congreso para pasar a formar parte del Parlamento Europeo. Permaneció cuatro años en Estrasburgo hasta que Mariano Rajoy la reclamó de nuevo para la política nacional, por lo que volvió a la Cámara Baja tras las elecciones de 2008.

Imagen perturbada por la ‘trama Gürtel’

 

Mato ha mantenido un perfil público bajo y una imagen recta, solo perturbada recientemente por la vinculación de su exmarido y exalcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, con la ‘trama Gürtel’. Mato no logró despejar las dudas sobre si conoció y toleró los regalos que su entonces marido recibió del cabecilla de la trama, Francisco Correa, y en las investigaciones judiciales consta que Sepúlveda compró para ella un Suzuki Swift de la entonces mujer de Correa.

 

Con fama de pija y considerada próxima al Opus Dei, las pocas veces que Mato ha saltado a los titulares ha sido con motivo de sus críticas al estado de la educación en Andalucía. En 2008 se vio envuelta en una polémica al asegurar en una entrevista que “los niños andaluces son prácticamente analfabetos”, y hace apenas dos meses la cuestión se reavivó después de que afirmara que “en Andalucía, los niños dan clase en el suelo” tras ver unas fotos que correspondían a una actividad de cuentacuentos.

Después de casi tres décadas de fidelidad al partido, esta mujer de 52 años y madre de tres hijos ha sido reclamada para una tarea de mayor visibilidad pública, donde tendrá que esforzarse para seguir conduciéndose con la misma discreción y limpieza que ha mostrado hasta el momento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *