» » La Voz de Galicia, 14/07/2011

La Voz de Galicia, 14/07/2011

Publicado en: Uncategorized | 0

El envejecimiento de la población no es una amenaza para la sostenibilidad del sistema sanitario, solo un factor más del incremento de los costes y no la causa primordial. Esta es la principal conclusión del Estudio de las pautas previsibles de utilización futura de servicios sanitarios para mayores, frente a la viabilidad financiera del sistema de salud, elaborado por la Fundación Gaspar Casal en colaboración con la Pfizer.

La decisión de la realización de este estudio surgió por la preocupación del crecimiento del gasto sanitario entre los líderes políticos y económicos, que están llegando a poner en duda la sostenibilidad del sistema. De hecho, se suele asociar el envejecimiento de la ciudadanía con este aumento del gasto, pues los mayores usan más los servicios sanitarios.

 

Más pruebas

Aunque los datos de esta investigación revelan que en España el gasto sanitario de los mayores de 65 años es 2,7 veces superior al resto de la población, el incremento del coste en los últimos años se ha debido primordialmente a otras causas. Entre estas figuran decisiones clínicas, tales como el incremento de pruebas o de ingresos hospitalarios, decisiones de gestión, como el mayor uso de la tecnología y de nuevos servicios, y decisiones políticas, como la construcción de nuevos hospitales o el incremento de prestaciones.

También influye en este incremento que España es un país «hiperfrecuentador de los servicios médicos», según afirma Juan del Llano, director de la Fundación Gaspar Casal. Y aclara: «Vamos mucho al médico, el doble que los ciudadanos de Francia y el triple que los del Reino Unido».

 

Atención especializada

La investigación, realizada en Castilla-La Mancha y Castilla y León, ambas con un envejecimiento mayor que la media nacional, tiene tres ámbitos de estudio: la atención primaria, la especializada y la farmacéutica. Los resultados muestran que la más recurrida es la primera, mientras que la segunda, menos usada, es la más costosa de las tres.

Y en referencia a la última tendencia de reducción del gasto sanitario a través del recorte del presupuesto de fármacos, el exministro de Sanidad Julián García Vargas señaló que no se debe reducir la calidad de los medicamentos, sino suprimir los gastos menos necesarios.


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *