» » La mayoría de los políticos aragoneses viajan en primera clase en tren y avión

La mayoría de los políticos aragoneses viajan en primera clase en tren y avión

Publicado en: Uncategorized | 0

La DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza dicen ahora que han empezado a comprar billetes de tren en turista ante la crisis. Las instituciones distribuyen el gasto en partidas genéricas que impiden conocer el dinero total destinado a viajes de altos cargos.

No solo los eurodiputados viajan en clase ‘business’. Consejeros autonómicos, diputados y senadores, directores generales de la DGA… Los políticos aragoneses son, con muy escasas excepciones, habituales de la primera clase tanto de los trenes como de los aviones. No los pagan ellos, sino que son las instituciones que representan las que corren con todos los gastos.

En el caso del Congreso y del Senado, los parlamentarios no llegan a abonar el billete, sino que son las Cámaras las que reembolsan a Renfe el gasto que generan. Los diputados viajan habitualmente en la clase Club del AVE y si no existe (a Huesca la han eliminado ya) en preferente. Además, está el caso de los que se siguen desplazando en coche, como los representantes de la provincia de Teruel, que cobran por kilometraje. Para los parlamentarios que optan por el avión (no ocurre así en el caso de los representantes aragoneses), el Congreso y el Senado tienen firmado un convenio con Iberia.

Desde las instituciones aragoneses se aseguró ayer que los altos cargos viajan desde «hace tiempo» en el AVE en clase turista en sus desplazamientos a Madrid, el destino más frecuente. Y si lo hacen en avión, también señalan que lo hacen en turista. No obstante, los altos cargos del Gobierno de Aragón(consejeros, directores generales, secretarios generales técnicos y jefes de gabinete) tienen autorización para ir en preferente. «Podrán decir lo que quieran, pero hasta ahora se desplazan por sistema mayoritariamente en las clases más caras», señalaron altos cargos de la propia DGA y ejecutivos consultados, que pidieron quedar en el anonimato. Algunos parlamentarios mostraron también cierto malestar por la justificación dada por la DGA de que los consejeros van en turista, al ser compañeros habituales en el vagón.

Preferente «para ahorrar»

Fuentes oficiales de la DGA incidieron en que los consejeros y sus equipos recurren a la clase más barata disponible, dado que con las tarifas estrella puede ser incluso más económico viajar en preferente que en turista. «Además, muchos consejeros y directores generales encargan un billete de preferente, aunque sea a su precio, porque incluye la comida y así no pasan gastos a la vuelta», explicaron desde varios departamentos.

Este mismo caso es el del gerente de la sociedad pública Zaragoza Alta Velocidad, José Luis Abad, quien explicó que viaja siempre en preferente porque, dice, sale más barato. «Para aprovechar el tiempo, viajamos a la hora de comer y nos ahorramos ese gasto, al igual que el aparcamiento, que también sale gratis», dijo. Por su parte, los ejecutivos de la Corporación de Empresas Públicas de Aragón también aplican la misma política, mientras que la cúpula del Instituto Tecnológico de Aragón o el rector de la Universidad aseguran que optan por viajar en turista.

En cuanto al presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, viaja cuando va en el AVE en una sala especial anexa a la clase Club, destinada a los más altos cargos. Hay una única sala de estas características en cada tren y en ella se desplaza la autoridad política de más alto nivel que viaja en ese momento. En el caso de Iglesias, la usa en sus desplazamientos entre Huesca, Zaragoza y Teruel. Quienes ocupan esas plazas pagan el billete a precio de clase turista. En los desplazamientos que hace a Madrid por su cargo en el PSOE, los gastos son asumidos por el partido. Incluso se desplaza en un coche diferente según vaya a la capital como presidente de Aragón o como secretario de Organización.

Caso aparte son el presidente de las Cortes, Francisco Pina, y el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que viajan en preferente y lo dicen sin tapujos. Eso sí, desde alcaldía se incidió en que Belloch ha estrenado esta semana la clase turista «y viajará a partir de ahora en la clase más barata». Lo mismo han empezado a hacer los tenientes de alcalde, aunque algunos, como Carlos Pérez Anadón, «siempre» han recurrido al billete económico. «Es una opción personal», aseguraron desde su departamento. Un caso similar es el del presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Javier Lambán, que se desplaza en tren, de media, una docena de veces al año y «siempre» en turista.

Tanto en la DGA como en el Ayuntamiento de Zaragoza y las Cortes no se centralizan en una partida los gastos de desplazamiento, por lo que ayer no pudieron concretar el dinero que invierten al año. En las dos primeras instituciones, cada departamento carga los billetes, hoteles y gastos de manutención a partidas de protocolo, mientras que la Cámara tiene para ello dos, una de protocolo y otra para reuniones y conferencias. En este último caso, cualquier viaje institucional debe pasar por la Mesa de las Cortes, previa fiscalización de la interventora.
 

 

 

Comentarios…Heraldo…

si paga el partido, lo pagamos entre todosMe hace gracia que en el artículo algún político se excuse diciendo que tal o cual gasto va con cargo a su partido político, como si ese partido viviera de las cuotas privadas de sus afiliados. En el año 2010, los partidos políticos recibieron 85 millones y medio de euros en subvenciones del estado, derivadas de la ley de financiación de partidos que sus señorias aprobaron para sus propios intereses. Es decir, los partidos políticos nos costaron, sólo en 2010, casi 15.000 millones de pesetas. Así pues, tengamos muy claro que, lo que paga un partido político, lo pagamos todos con nuestros impuestos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *