» » Heraldo de Aragón, 7/07/2011

Heraldo de Aragón, 7/07/2011

Publicado en: Uncategorized | 0

 

Dispondrá de aulas de rehabilitación y 10 habitaciones para alojamiento temporal de enfermos, dando un ‘respiro’ a los familiares.

El centro para enfermos de alzhéimer que la Cruz Roja está acondicionando en la calle San Miguel de la capital turolense, donde se encuentra la sede de esta oenegé y donde hasta hace poco tiempo había una residencia de ancianos, empezará a funcionar en los próximos meses de septiembre u octubre.

El edificio, con 30 plazas en total, servirá de centro de día donde los enfermos recibirán atención y tratamientos de rehabilitación a través de aulas y personal especializado. Además, dispondrá de 10 habitaciones donde los afectados podrán alojarse durante unos días, propiciando así el descanso temporal de sus familiares, quienes en ocasiones no pueden ir de vacaciones al tener a su cuidado al enfermo.

La capital cuenta en estos momentos con aulas para enfermos de Alzheimer en el centro de día Santa Emerenciana -financiado entre el Ayuntamiento y el Gobierno aragonés-, pero no dispone de una residencia específica para este tipo de pacientes.

El presidente autonómico de Cruz Roja en Aragón, el turolense Vidal Muñoz, explicó este martes que las obras, con un presupuesto de más de un millón de euros, están prácticamente acabadas por lo que la inauguración del centro tendrá lugar después del verano.

Renovación de cargos

Muñoz tomó este martes posesión de su cargo como responsable de Cruz Roja en Aragón en un acto institucional celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento al que asistieron representantes de todos los grupos políticos municipales así como público en general. En la misma ceremonia fueron presentados los nuevos presidentes de los comités provinciales de la entidad benéfica en Zaragoza, Huesca y Teruel,Isabel Guerrero, Francisco Barreña y Antonio Soler, respectivamente.

Muñoz, el primer presidente autonómico que residirá en Teruel, expresó su deseo de descentralizar la Cruz Roja, cuya gestión venía haciéndose principalmente desde Zaragoza. Asimismo, explicó que la entidad ha puesto en marcha nuevas áreas sobre empleo y formación profesional para ayudar a los necesitados a afrontar la crisis.

La presidenta provincial de Zaragoza, Isabel Guerrero, se mostró partidaria de concentrar el esfuerzo de la Cruz Roja en el apoyo a los afectados por la crisis económica, mientras que su homólogo por Huesca, Francisco Barreña anunció que la entidad oscense continuará con su proyecto de ayuda a los mayores. El responsable del comité turolense, Antonio Soler, abogó por «estar cerca de los más necesitados».

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *