» » 26/07/2011, eldíadigital

26/07/2011, eldíadigital

Publicado en: Uncategorized | 0

Abuelos anti-crisis

Los abuelos son memoria y hogar, los padres de nuestros padres y con la crisis, unos ‘segundos papás’ de los nietos, que cuidan –de media– seis horas diarias, según la Encuesta de Mayores 2010. Ayer celebraron su Día, una jornada que promueve Mensajeros de la Paz.

No me veo paseando un carrito por La Concordia todos los días”. Carmen Hombrados, presidenta de la Federación Provincial de Jubilados y Pensionistas dice que todavía es joven para ser abuela aunque verdaderamente –así lo admite– es que no tiene ese instinto. “El día que sea abuela, echaré una mano”, reconoce, aunque “no estoy mentalizada para cuidar de los nietos todos los días”. 

Su testimonio es quizás una excepción porque, en la actualidad, no es extraño encontrar en los abuelos a una especie de padres sustitutos, que llevan a sus nietos al colegio, los recogen, los sacan al parque, les dan de comer, de merendar o se los llevan al pueblo cuando llegan las vacaciones y los padres tienen que continuar trabajando.

[Img #28592]

Los abuelos cuidan a sus nietos seis horas al día, según la Encuesta de Mayores 2010./FOTO: NACHO IZQUIERDO.

“Todavía existe esa figura, sí, sobre todo ahora”, sostiene Hombrados. “Antes, en tiempos de bonanza, muchas familias jóvenes se podían permitir el lujo de tener a una chica que les cuidase a los hijos” pero la crisis ha cambiado mucho el cuento. “Hay hijos que han vuelto a casa de los padres porque les han embargado el piso, hijos con sus hijos que van a comer todos los días a casa de sus padres porque se han quedado en paro…”, relata. 

La mitad de los abuelos dedica, de media, seis horas diarias al cuidado de sus nietos, según datos de la Encuesta de Mayores 2010 que elabora anualmente el Ministerio de Sanidad y Política Social.

En este sentido, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) incide en que “no hay que sobrecargar a los abuelos en estas tareas”. La mayoría de los abuelos lo hace “de forma voluntaria y con agrado” pero en algunos casos, señala la SEGG, “tienen la sensación de realizar una jornada laboral a tiempo completo y se sienten forzados en unas cargas de cuidados y educación de los nietos”.

La mala situación económica general no ayuda y hace más difícil la conciliación de la vida laboral y familiar de los padres, obligando a pedir ayuda a los abuelos, sobre todo en horario extraescolar. Pero la decisión no es sólo económica. Tiene que ver también con la confianza que los padres depositan en los abuelos, según la encuesta del Ministerio. Es “con quien mejor están”. 

Los abuelos también se benefician. Estar con los nietos les hace sentir “más vivos y útiles y, además de combatir la soledad, es una oportunidad para vivir una ‘segunda paternidad”, indica el estudio. 

¿Pero es difícil cambiar el rol del abuelo-cuidador? “Se ha mamado, es una cuestión generacional”, sostiene Hombrados. “Los mayores hacen de patriarcas”. En general, “hay preocupación por sus hijos. Aunque también hay abuelos que dicen: ‘yo ya no me sacrifico y me voy de vacaciones”, dice la presidenta provincial de asociaciones de jubilados. Y es que un abuelo “no debe cuidar todos los días de sus nietos, es una cuestión de los padres”, defiende.

¿Hay fuerzas?

Desde el punto de vista médico, hay voces, como el doctor Alfredo Bohórquez, secretario general de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, que pone el acento en el factor edad, pero sobre todo, en el factor salud de los abuelos. 

“Más del 85% de las personas mayores tienen buen estado de salud y suficiente capacidad para asumir actividades complejas tales como realizar estudios en Universidades de Mayores, presidir importantes empresas, dirigir cátedras o realizar grandes proyectos de investigación”, reflexiona.

Pero hay otro aspecto sociológico a tener en cuenta: cada vez se es madre a más edad, lo que supone que quien hoy tiene un hijo con 35 años, será abuela con 70 y las fuerzas no son las mismas. “Según el caso y la edad, pueden tener mermadas sus fuerzas y cuidar de sus nietos puede ser agotador para ellos, aunque no lo digan”, sostienen desde la Sociedad Española de Geriatría. Como sostiene la escritora Rosa Regás, “los abuelos deben tener vida propia, lo más apasionante posible”.

“Haces lo que no hiciste con tus hijos”

Paquita y Esperanza son amigas y abuelas. A sus 72 años, Paquita irradia alegría al hablar de sus tres nietos, dos de 12 y uno más de 8. “Vienen a casa tres veces por semana”, dice. “Les doy de merendar… me dicen yaya, que vamos a comer. Me quieren mucho y no es pasión de abuela”. Pese a superar los 70, “tengo fuerzas”, afirma contundente, “aunque también te hartas ¿eh?” pero “yo lo llevo muy bien”. 

A su lado, Esperanza, abuela de cuatro nietos: “tengo dos de nueve años, uno de 14 y otra de 6 años, que vale por los tres”. Cuida de ellos cuando “mis hijos se van a trabajar… se lleva bien, lo haces con gusto, no forzada2 sino “con alegría”. 

Confiesa que como abuela, hace con sus nietos “lo que no hice con mis hijos, porque tuve tres muy seguidos y no te da tiempo a nada” y señala que “aunque no es mi caso, sí hay padres que abusan de los abuelos, para irse al cine, a una discoteca… yo los cuido cuando hay que cuidarlos” y su educación… ‘¿hay que compartirla con los padres?’ Esperanza duda: “los padres tienen que implicarse y nosotros no inmiscuirnos demasiado”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *