Envío Gratis

A partir de 60 € sin IVA

Garantía de 2 años

Puedes estar tranquilo

Pago 100% Seguro

Paypal, Tarjeta o Transferencia

Asistencia Personalizada

Te ayudamos con cualquier duda

Spanish English French German Italian Portuguese
0 0,00 

Almohadas Ortopédicas y Cervicales

Mostrando todos los resultados 36

Almohadas Ortopédicas y Cervicales

Almohadas

Hoy en día el dolor de cuello se ha convertido en un problema cada vez para más y más personas, y su origen no siempre queda claro, lo que ha provocado que soluciones como las almohadas cervicales sean cada vez más populares.

Es por ello que contar con una buena almohada ortopédica o almohada cervical se ha convertido en algo cada vez más común y más esencial para garantizar un buen descanso y evitar el dolor en las cervicales.

Y es que, si normalmente te levantas de la cama la mayoría de los días con ciertas molestias en el cuello, es posible que la almohada que utilizas tenga parte de culpa.

La función principal de una almohada ortopédica es mantener tu cuello y cabeza a una altura correcta para prevenir una tensión innecesaria.

Una almohada que sea demasiado alta o demasiado baja puede terminar por crear una tensión extra en el cuello, puesto que involuntariamente este va a intentar compensar la falta de soporte adecuado.

Aunque tu cama o tu almohada no tiene porqué ser el origen de nuestro dolor cervical, sí que juegan un papel fundamental en mejorar y mantener la salud de nuestras cervicales.

descanso en almohada viscoelastica

¿Qué es el dolor de cuello o dolor cervical?

El cuello es la parte de nuestro cuerpo responsable de sostener todo el peso de nuestra cabeza, y a su vez es una de las partes más delicadas y más propensas a lesiones o daños.

Con el paso de los años el dolor cervical se ha convertido en una causa de preocupación cada vez mayor, y a día de hoy se calcula que entre el 25 y el 30 por cierto de toda la población sufre de dolor cervical cada año.

Aunque en la mayoría de casos este dolor puede terminar por resolverse solo de forma natural, es importante prevenir estos dolores utilizando almohadas cervicales que ayuden a nuestro cuello a cumplir su trabajo, a la vez que lo mantenemos protegido.

La prevención es esencial para evitar terminar sufriendo un dolor crónico que perjudique nuestra calidad de vida.

Los principales síntomas que sufre la gente que padece dolor cervical son:

  • Dolor en el cuello, especialmente tras actividades repetitivas o tras largos periodos sentado en la misma postura.
  • Rango de movimiento del cuello limitado.
  • Dolores de cabeza.
  • Espasmos
  • Mala calidad del sueño.

Existen multitud de causas que pueden provocarnos dolor de cuello, por lo que ante dolores crónicos o graves siempre es recomendable que visites a tu médico.

En todo caso, se ha demostrado que el ejercicio, una nutrición equilibrada y contar con una almohada cervical que nos permita apoyar correctamente el cuello a la hora de dormir repercuten muy positivamente e las personas con dolores crónicos.

Dolor cervical en la cama

Pasamos aproximadamente ocho horas en la cama todos los días, por lo que durante este tiempo es crítico para aquellos que sufren dolor cervical.

La posición que adopta tu cuerpo a la hora de dormir es esencial, puesto que puede hacer que tu cuello se mantenga en tensión, o por el contrario mantenerlo relajado.

Usar una mala almohada no solo puede conllevar un aumento del dolor del cuello a largo plazo, sino que puede provocar que te despiertes a mitad de la noche, entrando en un círculo vicioso  que puede terminar por impedir que disfrutemos de todo el descanso que necesitamos, lo cual agravará aun más el dolor en las cervicales durante el día.

hombre descansa sobre almohada terlenka

¿Cuál es la mejor almohada para las cervicales?

Para las personas que sufran dolor en el cuello o las cervicales, comprar un almohada cervical o una almohada ergonómica es de las mejores opciones que pueden llevar a cabo para mejorar su calidad de vida desde el día uno.

La mejor almohada cervical dependerá en todo caso de tus necesidades concretas. Sin embargo queremos mostrarte las consideraciones más importantes para que tomes en cuenta a la hora de comprar una almohada cervical.

Claves a tener en cuenta antes de comprar una almohada ortopédica

La mayoría de personas no suelen tener en cuenta todas las características o beneficios de una almohada antes de  elegir finalmente una, más allá de comprobar que es lo suficientemente cómoda.

Por ello, para ayudarte a elegir y tomar una decisión informada, hemos recopilado una lista con los factores más importantes a la hora elegir la almohada cervical y ergonómica que mejor vaya a adaptarse a tus necesidades:

Altura:

La altura va a determinar el ángulo en el que tu cabeza va a quedar apoyada en relación con tu espalda.

Una  almohada demasiado alta o demasiado baja puede provocar que tu cuello acabe doblado en un ángulo antinatural, acumulando tensión y rigidez con el paso del tiempo.

Por eso los expertos recomiendan elegir una almohada que mantenga tu cabella y tu cuello alineada con tu espalda en todo momento.

También conviene tener cuenta la anchura de tus hombros y de tu propia cabeza.

Soporte:

Además de contar con una altura adecuada, una buena almohada ergonómica debe proporcionar un buen soporte y apoyo para tu cuello.

Normalmente las almohadas cervicales están diseñadas con una forma contorneada para que tu cuello quede en descanso perfectamente apoyado contra la almohada, en vez de dejas espacio entre el cuello y la almohada.

Firmeza:

La firmeza de la almohada va a determinar dónde van a quedar descansando tu cabeza, por lo que es un aspecto a tener en cuenta.

El nivel de firmeza adecuado para ti va a depender enteramente del peso de tu cabeza, la altura de la almohada y la posición en la que sueles dormir.

Las almohadas cervicales que son demasiado firmes pueden provocar tensión innecesaria en ciertas partes dependiendo de la postura, por ejemplo en las orejas cuando duermas de lado.

Por otro lado, las almohadas demasiado blandas pueden hundirse bajo el peso de nuestra cabeza y no proporcionar el soporte necesario.

Forma:

Existen una gran variedad de formas para las almohadas viscoelásticas y cervicales. En todo caso este tipo de almohadas están diseñadas para adaptarse a la curvatura del cuello.

Algunas personas incluso prefieres utilizar dos almohadas, una almohada principal, y sobre esta un pequeño cojín adaptado a la curvatura del cuello donde apoyarse.

La forma concreta de la almohada es principalmente una cuestión de preferencia personal.

Precio:

Invertir en una buena almohada cervical es importante, especialmente porque estamos hablando de nuestra salud y la salud de nuestro cuello en particular.

Los precios de las almohadas pueden variar, normalmente dependiendo de los materiales y el diseño. Normalmente una almohada viscoelástica siempre suele ser una buena opción con una buena relación calidad precio, en caso de duda.

Dependiendo de la calidad de la almohada y de los materiales, estas pueden durarte durante años si las cuidas bien. Por ello también se recomiendan especialmente las almohadas de viscoelástica, ya que se trata de una material resisten y duradero frente al paso de los años.

Almohada REFLUJO Cuña Posicional

Los mejores materiales para las almohadas ortopédicas y cervicales

El material que vaya a componer nuestra almohada cervical va a determinar si nos va a ofrecer un nivel y altura suficiente a la hora de apoyar nuestra cabeza, y que a la vez sea la suficientemente blanda para resultarnos cómoda y confortable.

Viscoelástica:

Las almohadas de viscoelástica son una de las opciones más recomendadas, puesto que es un material fabricado para adaptarse perfectamente a la forma de nuestro cuerpo en respuesta de la presión y el peso que ejerzamos.

Por otra parte, las almohadas viscoelástica son hipoalergénicas,

Polietileno:

La mayoría de almohadas de polietileno ofrecen cierto grado de contorno y tienen una respuesta más rápida a la presión que las almohadas viscoelásticas, aunque las viscoelásticas consiguen atrapar el calor y ofrecen una mejor firmeza.

Las almohadas de polietileno son muy ligeras, económicas e hipoalergénicas.

Sin embargo, su mayor defecto es que el material puede terminar deformándose con un uso prolongado, por lo que se hace preciso ir cambiándolas más a menudo que las almohadas de materiales más duraderos.

Latex:

El latex natural tiene un tacto suave y cómodo que por lo general mantiene bien el cuello en su sitio a la vez que minimiza los puntos de presión.

Además muchas almohadas de latex presentan una serie de pequeños hendiduras en su diseño para regular mejor la temperatura.

El principal inconveniente de las almohadas de latex es que suelen estar disponibles en una sola pieza, por lo que no permite ningún ajuste por parte del usuario.

Espelta o Alforfón:

Se trata de un material natural que, dada su composición, permite mantener ajustarse bien a la forma del cuello y la cabeza.

Además es un material que dadas sus propiedades naturales, cuenta con una buena respirabilidad, es resistente a alérgenos, es duradera y amable con el medio ambiente.

Plumas:

Las almohadas de plumas de buena calidad son muy suaves y ofrecen gran comodidad y un alto confort.

Normalmente son almohadas fáciles de ajustar a las necesidades de cada persona, puesto que siempre existe la posibilidad de sacar o introducir más o menos plumas para regular la firmeza y la inclinación.

almohada cervical

¿Cómo se coloca una almohada cervical ortopédica?

Para los casos de dolor de cuello, los expertos recomiendan tanto dormir boca arriba sobre la espalda tanto como de lado.

En todo caso no es recomendable dormir sobre el estómago, puesto que esta postura provoca que la cabeza quede doblada en un ángulo demasiado inclinado, lo que provoca una presión excesiva en el cuello.

Para obtener los mejores resultados es recomendable que cuando duermas de lado o boca arriba,  te asegures de que la cabeza quede perfectamente alineada con la espalda.

Por ellos es importante utilizar una almohada con una altura correcta, tanto si vas a usar la almohada para dormir de lado, como para dormir boca arriba.

Almohada Designer Harley Estándar

La historia de las almohadas ortopédicas:

Las almohadas ya se usaban en el siglo XVIII.

En aquella época las cabezas descansaban en superficies sólidas como madera, bronce, bambú y porcelana.

La historia decía que el uso de materiales suaves robaban la vitalidad del cuerpo causando problemas desde una mala circulación de la sangre…

Por ello preferían almohadas de materiales duros.

En el siglo XIX se empezó a desarrollar la almohada de materiales más suaves como hoy la conocemos.

Y fue en el siglo XX cuando buscando y desarrollando un buen descanso se fabricaron en masa. Dado su uso.

¿Qué función debe cubrir una buena almohada ortopédica?

La almohada debe responder a una doble función: sostener la nuca respetando la curva de la espalda en la posición más cómoda y correcta posible.

También es importante que el cojín nos asegure de repartir las presiones para favorecer una buena circulación.

¿De qué materiales está fabricada la almohada?

Asimismo podemos decir que hoy en día hay multitud de variedad de materiales con los que se fabrica la almohada.

Podemos destacar los que más se usan que son la Almohada de :

Viscoelástica, Bamboo, poliuretano, terlenka, espuma, visco termal, saniluxe, fibra natural…

Consejos de almohada cervical:

Así mismo este artículo está indicado principalmente  para las personas que sufren de cervicales, espalda y hombros.

Además es bueno para personas que sufren de tensiones musculares. Y la tensión y el stress  se acumula en el cuello, trapecios, cervicales…

¿Qué podemos conseguir con el buen uso de una almohada ortopédica o cervical?

Con una buena almohada cervical puede  aliviar dolencias en la zona del cuello que principalmente dificultan la calidad de sueño.

Si no descansamos bien por la noche también nos veremos afectados durante el resto del día.

Rendiremos menos y nos encontraremos cansados al no haber descansado bien.

En primer lugar con estas almohadas cervicales lo que tratamos de conseguir es una buena y mejor postura a la hora del descanso.

¿Qué  ocurre cuando dormimos con una mala postura?

Por la noche mientras dormimos si elegimos inconscientemente una mala postura lo que haremos es sobrecargar los músculos creando tensión en la zona cervical.

Por eso una almohada cervical nos facilitará conseguir una buena postura para evitar que se sobrecarguen los músculos.

Las almohadas nos ayudan evitando dolencias y disminuyendo el dolor cervical.

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda
      Calcular gastos de envío
      Aplicar Cupón
      Ir arriba