» » Guantes Quirúrgicos. La Encantadora Historia

Guantes Quirúrgicos. La Encantadora Historia

Publicado en: Noticias | 0

Guantes Quirúrgicos

Guantes Quirúrgicos. La Encantadora Historia

Guantes Quirúrgicos. La Encantadora Historia. En primer lugar antes de explicar el origen de los guantes definiremos que es un guante quirúrgico:

¿Qué es un guante médico o guante quirúrgico?

Principalmente un guante es una barrera de protección que se pone en las manos.

Su principal función es hacer de barrera impidiendo una contaminación cruzada en las manos entre el sujeto y su entorno.

Existen guantes de diferentes tipos: los guantes de látex, vinilo, nitrilo y neopreno. Y también se diferencian de dos formas:

Los guantes: estériles y no estériles

Y los que son: con polvo o sin polvo

Conociendo el significado básico y definición, haremos un poco de historia conociendo la invención de los guantes.

La invención de los guantes quirúrgicos surgió a finales del siglo XVIII por una motivación emocional.

En el siglo XVIII la medicina se movía de forma muy diferente a la actual, se diferenciaba con la medicina actual por la deficiencia de higiene en los centros médicos y quirófanos.

Por entonces en los centros hospitalarios la asepsia era precaria.

Principalmente el prestigio de los médicos era en función de las manchas de sangre que se veían en su uniforme.

El uniforme de un médico en quirófano  se basaba en un delantal blanco parecido al delantal de un carnicero actual.

Fue entonces a mitad de siglo cuando se comienza a implementar para una buena higiene el uso de ácido fénico durante los procedimientos quirúrgicos.

Además diremos que las operaciones quirúrgicas se realizaban con las manos totalmente desnudas. Por ese motivo previamente había un riguroso programa de lavados de manos con agua clorada y alcohol.

Recordando la historia diremos que  fueron los guantes quirúrgicos los que determinaría un antes y un después en la historia de la cirugía moderna.

 

Vamos a explicar quién inventó los primeros guantes de latex:

Encantadora Historia De Los Guantes Quirúrgicos

El cirujano William Halsted en el año 1890 fue el que le encargó a una empresa el desarrollo de unos guantes de goma que pudieran ser esterilizados.

¿Por qué razón Halsted encargó la elaboración de unos guantes?

A finales de siglo se estableció como jefe de cirugía en el hospital de la universidad de Johns Hopkins.

Allí conoció a Caroline Hampton enfermera jefe del hospital que terminó siendo su enfermera en quirófano.

Halsted fijó entonces su interés emocional hacia Caroline.

Todo parecía ir muy bien hasta que Caroline se vio afectada por una severa dermatitis ocasionada por los continuos lavados de mano con ácido fénico.

El cirujano Halsted, muy discreto en cuanto a sus sentimientos pero, por no perder el contacto y romper el bonito romance que estaba iniciando con Caroline.

Encantadora Historia De Los Guantes Quirúrgicos

Se inspiró en la revolucionaria idea de los guantes de latex.

Así pues el cirujano encargó a Goodyear Rubber Company la confección de unos guantes de goma que solucionaran el problema de la dermatitis de Caroline y evitaran su partida.

Por ese motivo, la enfermera pudo continuar en el quirófano y  dando continuidad al romance.

Más tarde en su biografía, Halsted comentó que había elaborado los guantes porque no quería perder a Caroline puesto que era muy eficiente en su trabajo.

Pero  en junio del 1890 contrajeron matrimonio, desvelando los verdaderos intereses del cirujano.

Por lo tanto en 1894 William Halsted implementó el uso de los guantes esterilizados en el hospital Johns Hopkins

Los primeros guantes de látex de quirófano se crearon en una fábrica de caucho y neumáticos para vehículos

Inspirado o no por el amor, William Halsted creó unos guantes de cirque se acercaban a las exigencias de la cirugía.

Antes de esto hubieron otros intentos que fracasaron como: unos guantes que se elaboraron con intestinos de oveja, hasta otro intento que se hizo con guantes de goma. Ninguno se acercaba a conseguir el tacto y delicadeza que exigía la cirugía.

Así diremos que los primeros guantes de látex fueron fabricados por expreso encargo de un médico, con el interés de que fueran lo suficientemente finos para poder trabajar en el quirófano.

Se crearon los guantes de látex en una conocida firma: Goodyear Rubber Company que fabricaba artículos de caucho y neumáticos para vehículos.

El principal objetivo en la creación de los nuevos guantes era desarrollar unos guantes que fueran ligeros y delicados, con el objetivo de formar una segunda y fina piel.

Aún siendo el Dr. Halsted la principal mente de esta idea, fue la empresa Goodyear la pionera en el desarrollo de los primeros guantes quirúrgicos.

Con esa revolucionaria y efectiva idea de los guantes desechables  podemos decir que:

 A finales del siglo XIX el uso de los guantes quirúrgicos ya era obligatorio para los médicos, cirujanos y enfermeras.

Hoy en día el uso de guantes desechables son clave en el proceso de la asepsia quirúrgica, y garantizan la protección entre paciente y médico.

Más tarde aparecerían las alternativas a latex

Como consecuencia del aumento de casos de alergia a la proteína del látex entre personal sanitario y población en general.

Se empezaron a fabricar nuevos guantes de otros materiales sintéticos diferentes al látex: vinilo, nitrilo o neopreno.

El nitrilo aparece a mitad de los años 90

A medidados de los años 90 salieron al mercado los primeros guantes desechables de nitrilo.

Principalmente el nitrilo destaca por una mayor resistencia química que lo que ofrece el látex.

Son ideales para aquellas personas alérgicas al látex.

Estos guantes por su resistencia en algunas profesiones han sustituido al látex, pero en cirugía el látex sigue siendo el más deseado por su sensibilidad.

Los guantes de vinilo:

Por consiguiente los guantes de vinilo es la opción  más económica de todas, si con ellos solo queremos  efectuar una barrera de protección.

Son la opción más apropiada por calidad, precio.

Además son ideales para tareas de poca duración y que se hagan con materiales no peligrosos.

Como defecto el vinilo es muy susceptible al desgarre por contacto con objetos punzantes al no tener elasticidad como tiene el látex y nitrilo.

Diremos que el vinilo tampoco suele dar problemas con alergias en la piel.

 

Finalmente os puedo decir que como empresa siempre hemos vendido guantes sin problema alguno. Pero últimamente y dada la situación es impresionante la falta de abastecimiento  que hay.

No nos llegan los pedidos que tenemos hechos con el fabricante y a la vez no paramos de recibir multitud de llamadas interesadas en este producto tan deficitario y a la vez tan necesario a hoy finales de abril de 2020.

Debido a este gran problema me interesé en conocer la historia del origen de los guantes y me ha encantado conocer a William Halsted.

Y  como no compartir en este blog.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *