» » CEDRILLAS. ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

CEDRILLAS. ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

Publicado en: Noticias | 0

CEDRILLAS. ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

CEDRILLAS. ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

Cedrillas guiña un ojo a su caja regalo desde el castillo

El municipio que alberga una feria ganadera y agrícola desde hace 127 años (ahora también es industrial) reparte sus intereses con las nuevas expresiones artísticas, el rescate patrimonial… y el jamón.

ACTUALIZADA 4/6/2019
LAURA URANGA PABLO FERRER

La vista panorámica de Cedrillas, municipio muy cercano a Teruel bañado por el río Mijares, se asienta en cuatro columnas fundamentales; la feria anual, su majestuoso castillo, la industria jamonera y el impulso artístico materializado en un nuevo parque escultórico de carácter privado.

Jorge Izquierdo es el nuevo teniente de alcalde del municipio, hasta ahora concejal de Cultura y Festejos.

«Está claro que el jamón –asevera Jorge– es fundamental en este pueblo, por tradición y relevancia de nuestros secaderos.

Tenemos cuatro: Castelfrío, Josan, Casa Conejos y El Ferial. Josan es el más familiar, los otros tres muy grandes, y todos tienen en común la calidad del producto.

La tradición la empezó Casa Conejos, y los secaderos cumplen además una función social, ya que dan bastante trabajo en Cedrillas y en los pueblos cercanos, incluso en Teruel».

Artemio Conejos nació en 1931 y comenzó el negocio del secadero al volver de la mili en 1954; algunos de sus hijos han mantenido viva la tradición familiar, y ya tiene un nieto que muestra inclinación a seguir en el negocio.

La infancia de Artemio no fue sencilla. «Yo era el nieto primogénito, pero la guerra estalló cuando tenía 5 años y de ser un niño mimado pasé a tener hambre y pasar calamidades.

Este negocio ha sido mi vida y seguimos haciendo las cosas artesanalmente».

El sector agrícola ha bajado en el pueblo, pero el ganadero ha remontado gracias a varios jóvenes que han apostado por esta forma de vida; el ganado vacuno predomina entre estos nuevos profesionales, y también hay algo de ovino.

«Tener Teruel a 25 minutos –dice Jorge– puede ser bueno y malo al mismo tiempo para la pervivencia de un pueblo como el nuestro, pero yo lo veo como algo nuevo; hay gente que se va para allá, pero también hay muchos que están viniendo desde la ciudad para hacer aquí su base».

Cedrillas vive su semana cultural cada verano y la del año en curso vivirá la segunda edición del museo al aire libre estrenado en 2018.

«El MIL Festival de Teruel tuvo aquí sede el año pasado; un artista local, Gene Martín Izquierdo, expuso en el castillo y varias de las telas que utilizó sirvieron para armar este museo al aire libre.

Ahora repetimos la idea con la artista Araceli García; su museo se abrirá de julio a octubre».

En invierno, Cedrillas también se consagra al arte; en este caso, la decoración del árbol de navidad de la plaza prima sobre las demás actividades, e involucra a los niños de la guardería y el colegio, amén de los ancianos de la residencia, en la que trabaja Jorge.

En la residencia hay capacidad para 72 personas y está casi llena.

El castillo gobierna la vista del pueblo; está en la cima de un cerro de 1.425 metros, con la muralla adaptada al estrato de roca caliza que se encuentra bajo ella; tiene un perímetro exterior de 390 metros. Data de la alta Edad Media y destaca su torre-puerta de 11 metros de altura.

Las fiestas

La primera celebración de cada año llega en San Antonio, el 17 de enero, con las hogueras.

Jorge explica el desarrollo de la tradición asociada al santo. «Los llamados sanantoneros, los que tienen 16 años cuando llega la fiesta, piden por las casas desde unos días antes; luego se recoge todo y se hace un ‘trance’ o subasta de los productos que han dado por las casas; luego hay cena.

Para el Salvador, el 6 de agosto, tenemos las fiestas de verano». Las patronales se cierran con misa, vino y procesión en honor de San Salvador; por la tarde se desarrolla la carrera pedestre de la ‘perrica’, destinada a los jóvenes.

El pueblo también tiene asociación taurina desde hace 4 años, otra de cazadores y un colectivo de músicos y cantores que imparte clases en un local cedido por el ayuntamiento a tal efecto.

CEDRILLAS. ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

Como iniciativa privada hay que citar el parque escultórico de Gene Martín junto al Mijares, que actualmente tiene dos esculturas y quiere añadir una por año.

Hay una escultura suya, una gigantesca caja de regalo roja, que invoca el ‘Vacío presente’; también hay una ecuestre llamada ‘Equus’, que Gene adquirió al colectivo Bony San; es una amazona en forja verde.

Este mes se instalará la tercera con los niños de la escuela de Cedrillas, coordinados por Marta Laín. La escultura se llamará ‘Alegría’ y estará hecha con latas recicladas.

La Feria centenaria trae a la localidad a profesionales y curiosos cada mes de octubre:

La Feria Agrícola, Ganadera e Industrial de Cedrillas cumplirá este mes de octubre 127 años, siempre contra viento y marea y marcando el paso en toda la Comunidad entre las que pueden presumir de ininterrumpidas.

A finales del XIX se complicó en Alcalá de la Selva la tradicional feria que se celebró allá durante siete siglos, porque se estableció un impuesto a los feriantes; los ganaderos, encabezados por el llamado ‘señorito de Rodenas’ Joaquín Julián Catalán de Ocón, amenazaron con llevársela a otra parte y tras considerar Cella, Mora de Rubielos y Alfambra, se decidieron por Cedrillas.

En 1991, cuando la feria ganadera local se hizo centenaria, un comité organizador respaldado por el Ayuntamiento cogió el timón y, para empezar, estableció una nueva sede que eliminaba el acuciante problema de espacio que se venía sufriendo, aunque los primeros años de esta reubicación fueron accidentados.

Finalmente se preparó un nuevo recinto en 1995, en la salida hacia Monteagudo del Castillo, que se sigue usando hoy.

Además del ganado, la temática se ha abierto en los últimos tiempos al segmento industrial, y es normal disfrutar también de demostraciones de doma, labranza, cetrería o perros de pastoreo, tallas con motosierra… hay maquinaría agrícola en exposición, y los productos alimentarios y ganaderos son objeto de degustaciones para deleite de los asistentes.

Además, a la feria centenaria le ha salido una pujante hermana menor;en 2006 se comenzó a celebrar una Feria de Primavera, centrada sobre todo en los mundos de la caza y la equitación.

CEDRILLAS. ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *