» » Como adaptar la vida y vivienda acorde al Alzheimer

Como adaptar la vida y vivienda acorde al Alzheimer

Publicado en: Noticias | 0

Como adaptar la vida y vivienda acorde al Alzheimer

Como adaptar la vida y vivienda acorde al Alzheimer

Como adaptar la vida y vivienda acorde al Alzheimer. Diagnosticada ya la enfermedad de Alzheimer y tras la decisión de querer permanecer en casa…

¿Sabemos o hemos pensado todo lo que hay que tener en cuenta para que siga  viviendo el enfermo tranquilamente en casa? ¿Qué medidas de precaución hay que tomar?

En este apartado vamos a explicar 5 medidas importantes a tener en cuenta. Y que nos ayudarán a clarificar ideas frente a una buena actuación hacia los cuidados en domicilio.

Primero de todo a parte de armarnos de valor y mucha paciencia. Debemos conocer todos los síntomas que van a aparecer en la enfermedad. Y estudiar con la ayuda de profesionales la mejor manera que podemos preparar el entorno y el cuidado hacia el enfermo.

No solo pensaremos en el enfermo sino también en las personas que están en su entorno y en el cuidado de la persona.

Todo lo haremos con la finalidad de proteger a la persona, los bienes, intereses… la vida en si del enfermo de alzheimer.

¿Qué precauciones debemos tomar?

1. Tener localizada toda documentación y enseres de importante valor como puede ser: dni, tarjetas médicas, historial médico, tarjetas bancarias, escrituras, contratos, joyas, dinero en metálico…

La persona a lo largo de la enfermedad se volverá cada vez más vulnerable y agravará la pérdida de control de tareas muy cotidianas. Por ese motivo  es fácil que sin querer acaben ciertos documentos en el retrete,  o de lo bien que se guarden que desaparezcan,  o acaben en manos no correctas.

2. Eliminar cualquier cosa u objeto que ponga en peligro al enfermo y a las personas de su entorno.

Una de las zonas más peligrosas de la vivienda y en la que tendremos que tomar más precaución es la cocina. Es un lugar que está lleno de objetos que pueden lastimar al enfermo y le  pueden poner en peligro a él y a los que le rodean.

Ejemplos de objetos o cosas que pueden peligrar: cocina de gas, cuchillos con punta, tijeras con punta, objetos de cristal, productos de limpieza tóxicos, tostadora u  otros pequeños productos eléctricos, medicamentos…

Hay enseres que se pueden eliminar de la zona, y con otros la opción que se puede tomar es   evitar que tengan fácil  acceso a ellos.

3. Reducir objetos innecesarios de la vivienda que solo ayudan a confundir a la persona.

Contra más fácil sea su entorno menos confusión le ocasionaremos.

En primer lugar muchas veces guardamos muchas cosas que son innecesarias para el día a día y aunque no lo parezca  todo esto puede agravar el estado de confusión y peligro de la persona.

Por ejemplo:

A las horas de comer en la mesa:

Llegará un momento en el que confunda los cubiertos  y  para comer sopa no sepa elegir el cubierto oportuno en este caso sería “la cuchara”.

La opción de elegir sin saber  hará que genere una confusión y se enfade. Por lo tanto  la mejor forma para facilitar su autonomía será:   darle opción a  un único cubierto. El que necesite en ese momento.  En el caso que estamos viendo como ejemplo que  es comer sopa, se le daría acceso solo a  una cuchara.

Lo mismo que hacemos en la mesa lo haremos en el resto de la casa. Reduciremos objetos innecesarios que solo causan confusión. Optando por facilitar trabajos y reducir peligros.

4. Vigilar acceso a zonas peligrosas.

Hay ciertas zonas de la casa que son más peligrosas y otras menos peligrosas.

La zona del hogar que se considera más peligrosa como hemos comentado antes es la cocina. Está llena de objetos cortantes y material electrodoméstico que si no se sabe usar puede causar daños. Por eso sería bueno vigilar el acceso  o  si es posible evitar la entrada cerrando con llave. ( llevar a la práctica esta actuación si se llega a hacer se hará cuidadosamente dependiendo de la fase en la que se encuentre o el carácter de la persona. Ya que  puede crear episodios de inquietud y agresividad).

Otra de las  zonas peligrosas puede ser la puerta de acceso a  la calle.

Muchas personas tienden a querer salir a la calle, y si no estamos lo suficientemente atentos podemos perder el control y localización de la persona llegando a perder su ubicación.

Por eso es recomendable tener la puerta cerrada con llave. Y si es posible poner un sensor que nos avise si se abre o cierra la puerta. (Un sensor muy conocido y de fácil acceso a todos “una campanilla”).

5. Colocar etiquetas informativas.

En los inicios de la enfermedad seguramente que si convivimos con una persona con Alzheimer muchas veces seremos cómplices de  situaciones que generan un gran malestar. Por ejemplo que no encuentre la puerta del baño.

Deberemos evitar esos momentos ofreciendo ayuda de forma muy cuidadosa. Para evitar que  desencadene cierta inquietud, y/o episodios de violencia.

Poner etiquetas  en la vivienda identificando lugares, por ejemplo en puertas, cajones y armarios. Nos  ayudará mucho a que la persona tenga más facilidad de encontrar sitios y cosas de forma más autónoma. Igualmente facilitará y evitará confusiones que desencadenan momentos violentos.

Todo esto lo haremos con la intención de evitar en todo momento que la persona pierda el foco de atención en actuaciones y/o cosas que le incomodan y le irritan.

Estos consejos ayudan a convivir con las primeras fases  de la enfermedad.  

En las primeras fases del Alzheimer es cuando  la persona tiene aún capacidad de decidir y opinar. Pero también empieza a tener esas lagunas que le desorientan y le hacen perderse en la realidad.

Los familiares y cuidadores estamos para apoyarles en todo lo que sea necesario. Debemos armarnos de valor y mucha paciencia para poder estar siempre a su lado de forma positiva y constructiva.

Admiramos  a todos aquellos que conviven con personas que sufren la enfermedad, y les animo a seguir luchando.

Sin olvidar de cuidarse ellos que aunque no lo vean o crean son muy importantes.

Como adaptar la vida y vivienda acorde al Alzheimer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *